Shin Gojira es “estraña y llena de misterio”.

No me lo tomen a mal, pero neta que en enero pasado me sentí como la señora Paty Chapoy ahora que fue a ver a Björk. Haz de cuenta… llegas a la sala de cine, esperas ver una película de monstruos gigantes japoneses y de pronto, puras pláticas y sesiones de chinitos discutiendo leyes. ¿Y el monstruo papa? Ah, pos ahí de vez en cuando aparece.
No sé, llámenme hereje, pero Shin Gojira no sólo no me gusta, ME HACE ENOJAR. Me parece un insulto a mi monstruo favorito de todos los tiempos. Y antes de que empiecen las friqueses, aclaro: Me gusta un chingo Godzilla pero no me sé las etapas, ni los títulos de tooodas las películas; lo que sí sé es que que la de 1954 es un referente del cine mundial por el mensaje implícito anti-nuclear; que la de 1984 en la versión gringa con Orson Welles aún me conmueve; que Godzilla 2000 tiene uno de los finales más chidos de la franquicia a mi gusto… y que hay una etapa donde Godzi es una especie de “defensor de la Tierra” donde hasta da patadas voladoras (esas me entretienen, pero no me gustan necesariamente).
O sea, en resumen: Me gusta el Godzilla en plan “malvado” y sin ridiculeces. Y me gusta tanto la visión nipona como la hollywoodense. La de 1998 es ridícula e insufrible pero en su momento me gustó, y la de Gareth Edwards a la fecha es de mis favoritas (pero en mi top está “El regreso de Godzilla” que ví de niño y me fascinó).
Tomando esto en cuenta y al saber que Shin Gojira iba a ser dirigida por el Señorón Hideaki Anno pos ya se imaginarán que esperaba yo lo “non plus utra” del estilo japonés de Godzilla.

…Pero no… prácticamente su bodrio es una sesión del canal del congreso. Si eso no les parece una mamada, la neta no sé qué lo sea…
Al hablar de Shin Gojira con algunos de mis amigos siempre me dicen: “no mameeees… el cine jolibudense ya te comió el cerebro”, así que siendo justos, no tomemos como punto de partida ni comparemos esta chingadera con la narrativa gringa, porque, dicho sea de paso, también muchos frikis tienen prejuicios acerca de la misma y se niegan a entender que hay un método efectivo de narrar en su industria, pero eso es arena de otro costal. comparemos Shin Gojira con Evangelion y verán por qué estoy convencido de que el filme está hecho con las patas.
1.- Personajes. Son lo primordial a la hora de contar una historia. Tus personajes son una manera de enganchar a la audiencia con la obra. Si te importan los personajes, te importa lo que les suceda. En evangelion sabemos que Shinji tiene problemas para socializar; que la competitividad de Asuka tiene una razón oscura como origen; que Misato es desparpajada y borracha para aliviar su depresión; que Rei es un títere del culero de Ikari porque es un clon… y así casi cada uno de sus personajes tiene un origen, una motivacion, un lado humano que te engancha. Ahora, los reto a que me digan los nombres de los protagonistas de Shin Gojira y lo que buscaban en la historia. Que me digan por qué son importantes en la trama y una escena donde estos los hayan conmovido. Desde mi punto de vista, tenemos a una chinita que quiere ser presidenta, que su cualidad es que está chula y se lleva a toda madre con el presidente gringo. Y ya. Por otra parte el güey protagonista es una especie de Peñanietosawa, con copete y todo, que trabaja en el gabinete de un primer ministro de Japón bien inútil. Y tan-tán. No hay más. Nos quisieron vender la idea de que “hay un equipo especial de análisis conformado por pura gente bien freak y chingona en el análisis, tecnología y sapiencia en cuanto a mostros se refiere”, pero fuera de que uno lee cómics y la chava del grupo siempre anda deschongada, nunca nos enteramos de nada de ellos porque su participación es irrelevante en la trama. Para poder hacer que tus personajes pesen, que nos conduzcan por una aventura, tienes que diseñarlos bien, darles motivos, hacerlos entrañables; pero no basta con eso… hay que ir al siguiente punto, el cual es…
2.- Actuación. Como parte crucial de la narrativa hay que dar acentos dentro de tu interpretación. Los acentos sirven para magnificar un evento, una idea o una escena. Como lo señalé antes, comparemos a Asuka de Evangelion con la chinita de Shin Gojira. La primera es bieeen intensa. Un acento de actuación muy bien logrado es cuando en la película (que manejó el final alternativo, porque a muchos no les gustó el original) una serie de ángeles masacran a su EVA. No maaaaa… los gritos son desgarradores, la intensidad en sus emociones es tan vívida, que casi puedes sentir su dolor corporal. ¿En Shin Gojira se usa algo así? ¡No! Todos los actores parecen estar en “neutro”. Vamos, ni cuando dicen “salvaremos a Tokio” les crees… siempre con la cara tiesa, ni una emoción, ni un énfasis. Pésimo su trabajo. Y pa´ que se note que actuaste mal en una película de monstruos gigantes, la neta hay que estar bieeeen cabrón en lo mal actor.
3.- Meta-mensaje. Para los incultos que no saben qué chingados es un meta-mensaje: es algo así como “la carnita” detrás de la aventura. Es como el “tema” del que realmente quieres hablar y por el cual usas como pretexto una historia, en este caso, una fantasía de un monstruo gigante en Japón. Godzilla tradicionalmente usa como meta-mensaje el rechazo a la energía nuclear, ya sea como recurso bélico o bien como productora de contaminantes en el planeta. En esta ocasión, Hideaki decide dar un giro y hablar de que “la burocracia es mala”. Pero lo maneja del carajo, deja el tema en el aire, como un cabo suelto. “¿De que chingados habla este botarate, pedante y mamón?”, dirán ustedes; bueno, lo pongo así: Empieza el desmadre y se nos muestra que el gobierno japonés está más ocupado en hacer sesiones en el congreso para “debatir” los problemas, que en verdad “resolver” el problema. Como consecuencia, a mitad de la película se da el ataque a Tokio donde el primer ministro de Taka-takalandia muere por ser un pendejo pocos huevos incapaz de tomar una decisión por su cuenta. ¿Qué sucede? Ah, pues ponen a otro chinito igual o más inútil que el anterior. Las sesiones en el congreso siguen y siguen… incluso en el clímax. O sea… es que no puede ser… te desmadraron medio Japón, te mataron a tu manda más… ¿Y de último minuto sigues viendo si echarle pasta a la lagartijota es avalado por morena y el partido verde ecologista? ¿Y se acaba la película y nunca se resolvió el lastre que es la burocracía? …Por favor… ¿Acaso un “novato” dirigió esta madre? Es absurdo que Hideaki Anno lleve un manejo tan pobre en este rubro, siendo que en Evangelion hay una riqueza de meta-mensajes muy basta. Recordemos por ejemplo “el dilema del erizo”. No te hagas güey, cuando viste el episodio dijiste, en un mar de lágrimas: “A huevo, pinche Shinji… así me pasa a mí… soy un culero pero necesito un abrazo de mis papás… de mi crush… ¡Carajo! Aunque sea de Pedrito, el cacarizo del salón…” O cómo no recordar ése final tan “estraño y lleno de misterio” que está abierto a tantas interpretaciones; o simplemente la forma en que en Japón se pueden interpretar los evangelios, que es el meta-mensaje en sí de toda la serie. Cuando en Shin Gojira sale una escena donde hay un montonal de chinitos con pancartas que dicen “Gojira es Diooooooos putos” o cosas por el estilo, yo me emocioné. Pensé: “Anumá… ora sí Hideaki se va a poner denso con la religión y el concepto de ‘Dios’… ¡Quítate, pinche ‘Death Note’, que papá te va a enseñar cómo hacer de un mostruo una Deidad”. ¿Y qué paso?

¡¡¡NADA!!! …Eso es lo que pasó.
Hideaki tiró por la borda una excelente oportunidad de hacer magia como sólo el (se supone) sabe.
Pero todas estas pendejadas, estos errores… esta falta de pericia para hacer una buena película de Godzilla las hubiera pasado por alto si no fuera por:
4.- El final. A media película se nos muestra el ataque a la ciudad de Tokio. O sea… tenemos el diseño de Godzilla más aterrador de la historia, una música de fondo que no tiene madre, una ciudad de Tokio hermosa de noche, una paleta de colores que va del azul al violeta, y del violeta al amarillo y anaranjado. Por una vez de nueva cuenta volví a ser niño. Se los juro, se me hizo un puto nudo en la garganta. Esa escena es hermosa. Pensé en ése instante: “No me jodas… si así está a la mitad, el final va a ser Épico. Tanto bla-bla-bla y actuaciones chafas habrán valido la pena…”
¡¡¡PERO NOOO!!
Al tarolas de Hideaki se le hizo que lo más “chingón” que podía pasar para concluir su mugre, era que unos camioncitos le llenaran el hocico de pasta a Godzi mientras Peñanietosawa bien “valiente y heroico”, se pone a ver por sus binoculares la acción a más de 20 km de distancia de los putazos, y al final tanto los chinitos como el espectador debemos de aceptar que ése pinche pedazo de inútil es el héroe de la película, así nomás…
O sea, díganme si no encabrona eso…
Ya para terminar, yo puedo entender que me digas que esta película te gustó, aunque, si les soy honesto… me da la impresión de que a la mayoría de la gente que “dice” que les gustó, más bien se esfuerzan por convencerse a sí mismos de que esta… cosa… vale siquiera la pena; me da la impresión de que por eso se re-emputan cuando personas como yo señalamos por qué no nos gusta esta madre. Pero aún así… entiendo que me digas que te gustó, que en esas lides no hay respuestas correctas ni incorrectas puesto que es el terreno de la subjetividad.
Lo que sí no les puedo permitir es que me digan que esta chingadera está bien ejecutada. ¡Ni madres! Está hecha con las patas. Con errores de narrativa, con un final anti-climático y que como filme, tiene que recurrir a hacer trampa, poniendo piezas de Evangelion en el score para “apelar” a la nostalgia friki. No… esta fregadera de filme es pura basura mal hecha, así de sencillo.
Y ya le paro, que me pone de malas seguir escribiendo de Shin Gojira. En serio… no la soporto…
Ya, pónganse a trabajar en lugar de estar perdiendo el tiempo en internet.

Daniel Garcia Garduño

Daniel Garcia Garduño

Dibujante de cómics y animador. He trabajado en "La Familia Del Barrio", "El Chapulín Colorado Animado" entre otras producciones de cine y tv. Produzco el cómic "Volt" (ni lo busques, saco tirajes cortos y nadie me pela) y pronto otro título más de corte cómico-erótico.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: