República Cinéfila | Yo soy Simón

Esta es una muy buena película que tiene la peculiaridad de ser de las primeras cintas de este género que se aleja del cine independiente y es producida por un gran estudio de Hollywood como la compañía cinematográfica 20th Century Fox que da un gran paso a producciones más representativas e inclusivas estelarizada por un personaje cuyo conflicto es su sexualidad, nos  traen esta historia que como toda comedia romántica juvenil ambientada en la preparatoria está obviamente llena de clichés y lugares comunes en los filmes de adolescentes americanos y eso queda claro, sólo que ahora no nos contarán la trama típica de chico conoce a la chica, sino chico conoce chico.
 
En la sinopsis oficial de “Yo soy Simón” nos cuenta la historia de Simon Spier (Nick Robinson) , que a sus 17 años de edad aparentemente lo tiene todo en la vida con un divertido y sólido grupo de amigos, unos padres y hermana menor muy comprensivos, ademas de un gran futuro profesional por delante. Pero detrás de esta aparente vida perfecta, Simón se siente como un extraño en su propia vida por un gran secreto que guarda, ya que reconoce que es gay y no sabe como decírselo a sus padres y a sus amigos. Sin embargo, cuando conoce a un chico llamado Blue en línea por correo electrónico y empiezan a intercambiar mensajes, su vida cambia totalmente por completo. 
 
Él no quiere hablar de su homosexualidad y decide que lo hará en la  obra musical “Cabaret ” que se está preparando en el instituto. Sin embargo, uno de sus emails llega a la persona equivocada y las cosas empiezan a complicarse para el adolescente. Esta cinta es el debut oficial de Greg Berlanti como director de cine a quien conocemos más por estar detrás de la mayoría de las series de televisión con los populares superhéroes de la editorial DC Comics en el canal Warner como “The Flash”, “Supergirl” y “Arrow”. La película está inspirada en la aclamada y gustada novela “Simon vs. the Homo Sapiens Agenda” de la escritora Becky Albertalli.
 
Yo soy Simón
 
Para la mayoría de la critica especializada y también para este cinefilo, esta muy entretenida comedia romántica que presenta el filme en su fondo y forma le han otorgado inevitables pero muy acertadas comparaciones con el cine de un gran director en el genero como lo fue John Hughes (1950 – 2009), quien a través de películas como realizador y guionista de clásicas cintas como “Sixteen Candles” (1984), “Weird Sciencie” (1985), “The Breakfast Club” (1985), “Ferrys Buellers Day Off” (1986) y “Pretty in Pink” (1986) en la entrañable década de los años 80 presentó a un grupo de inadaptados en búsqueda de darle sentido a sus vidas en un mundo cuadrado. Esta cinta tiene ese mismo carisma y comedia inteligente de las producciones realizadas por Hughes.
 
Con las sólidas actuaciones de los adolescentes Nick Robinson y Katherine Langford, “Yo soy Simón” es un estupendo híbrido entre la comedia romántica y la cinta en termino hollywoodense coming of age, que ofrece un conmovedor y sincero retrato contemporáneo sobre las peripecias a las que se enfrenta un adolescente para salir del clóset en la actual era de las redes sociales. En el caso del personaje de Simón Spier, quien cuenta con un buen grupo de amigos y una familia que lo apoya, el proceso de revelar su sexualidad resulta en una experiencia relativamente fácil, segura y acogedora.
 
En este aspecto, no podemos obviar el hecho de que la idílica vida de Simón en cierta manera no es realista, y la narrativa por la que atraviesa el personaje entra en el molde típico de una historia de adolescentes a momentos incluso un tanto superficial y muy estereotipada. Sin embargo, curiosamente, esta inocencia en la historia es su mayor fortaleza, ya que lo distingue de otras filmes que comúnmente se apoyan de unos tonos algo crudos y muy dramáticos para abordar el tema de la homosexualidad, recordemos por ejemplo “Philadelphia” (1993) y “Antes de Que Anochezca” (2000), que incluso le aportan más claridad al mensaje de la inclusión. Para el momento que llega su final, todos estos ingredientes que comprenden la fórmula de “Yo soy Simón” la colocan como un hito en el género y en el cine LGBTQ que ha sido elogiada y la inmortalizan como una cinta muy inspiradora, con un inmenso potencial para resonar con las audiencias juveniles contemporáneas por haberse atrevido a dar un paso más hacia un cine representativo e inclusivo.
 
 
Mi 8.5 de calificación a “Yo soy Simon” que es una película divertida y a la vez reflexiva producción fílmica por el bien logrado contexto escolar y de la amistad entre compañeros, por como se desarrolla la trama cuando Simón se da a la tarea de investigar la verdadera identidad de Blue creyendo que esta respuesta le va a ayudar de alguna manera el adolescente pronto se da cuenta de que la travesía por descubrir quién es ese chico, es, realmente, la búsqueda por definir y aceptar su propia identidad que como todo adolescente del siglo XXI, este personaje deberá enfrentarse a ese difícil proceso bajo el escrutinio de todas las redes sociales cuando un chico de su escuela descubre sus correos y amenaza con delatarlo.
 
La exploración del uso de los medios electrónicos de comunicación en las redes sociales y de cómo pueden ser un arma de doble filo en este tipo de situaciones, es uno de los ejes centrales de la cinta. Para reforzar estos temas, a la par de la historia de Simón, también conocemos las historias de sus leales amigos del instituto.
 
Tal es el caso por ejemplo de la simpática Leah (Katherine Langford), su mejor amiga, que también guarda un gran secreto, y también se encuentra en la misión de encontrar la auto aceptación. Este es un estupendo filme bien trascendental para el género de la comedia romantica juvenil, que da un importante y necesario paso hacia un cine más representativo e inclusivo. 
 
Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: