República Cinéfila | Pesadilla en El Infierno

El popular y sanguinario cine de terror en el subgénero del slasher de asesinos seriales en míticas producciones hollywoodenses como “Masacre en Texas”, “Black Christmas”, “Halloween”, “Viernes 13”, “Pesadilla en La Calle del Infierno”, “Chucky”, “Scream” y “Se Lo Que hicieron El Verano Pasado”, solo por citar las mas conocidas ha sido muy criticado por su mirada moralina, misógina y voyeurista sobre todo a los personajes femeninos aunque en su inquietante forma el reciente filme del cineasta francés Pascal Laugier (“Mártires”, 2008) asume todas las convenciones del género fílmico, propone en su intersante fondo una lectura diferente, influida por la corriente del nuevo extremismo francés. Y es que “Pesadilla en El Infierno” es una cinta de terror que promete mucho, pero que sorprende poco antes de la mitad, cuando la trama cambia de dirección de manera abrupta, en un intento por sorprender a la audiencia, lo cual lo logra de sobremanera.
 
 
En la sinopsis oficial en la historia de esta inquietante cinta, Colleen y sus dos hijas, Beth y Vera, heredan el hogar de su tía recién fallecida. Sin embargo, durante la primera noche en su nueva casa, unos despiadados psicópatas entran en el lugar haciendo que la madre llegara al extremo por salvar las vidas de sus hijas. Dieciséis años después, Beth se ha convertido en una famosa autora de populares novelas de terror y horror que tiene una vida casi perfecta. Por su parte, Vera ahora es una mujer que no sabe arreglárselas sola y que tiene una continua sensación de paranoia. Madre e hijas volverán a reunirse en el hogar familiar y una serie de extraños como misteriosos sucesos comenzarán a producirse en ese lugar.
 
Pesadilla en el Infierno
 
Quizá lo que ha gustado e impactado a la critica mundial algunos para bien como un servidor, otros para mal es que a la mitad de esta inquietante cinta, la historia da un giro inesperado y sorprendente, donde la magia en el tono del suspenso logrado en cierta manera se rompe, dejando al descubierto un llamativo truco en su vuelta de tuerca pero que es incapaz de recuperar nuestra confianza, y aunque haya uno que otro sobresalto en los logrados sustos con la historia de las chicas, poco importa, la sorpresa no se quita con nada. Hay grandes momentos bien facturados en los temas de la violencia y el horror, con escenas bien intensas que retan a los actores, sin mencionar un trabajo sobresaliente del equipo de caracterización; no obstante, el cineasta de origen francés Pascal Laugier ha creado una historia contundente. 
 
Además del mencionado giro, en la escena final Beth tiene una línea de diálogo que, además de ser un poco críptica, resulta algo absurda bajo la interpretación que se le quiera dar. Si la resolución en su ambiguo final es satisfactoria o no, eso dependerá obviamente de cada espectador, pero esta es una extraña película de terror que en su fondo tiene algo que decir sobre la esperanza que se puede encontrar a partir del sufrimiento y cómo, a veces, las historias más interesantes provienen de las experiencias más desagradables. “Pesadilla en El Infierno” es una historia bien contada, apta solo para los espectadores como cinefilos demasiado inteligentes. Y es porque el cine de un director como Laugier es realmente incómodo al espectador ya que no es el slasher más entretenido de ver, pero es justo esta característica la que lo separa del resto de este tipo de cintas que solo buscan aterrorizar con sus clichés y lugares comunes. Visualmente escalofriante ya que la mayor parte de la historia transcurre en una casa llena de antigüedades porque da la sensación de que esta familia está atrapada en el tiempo.
 
La sensación de claustrofobia se mantiene durante toda la cinta e incluso cuando los personajes logran salir de la casa en un par de ocasiones, Laugier y el director de fotografía Danny Nowak se encargan de que los espacios se sientan muy opresivos y cerrados en todo momento en donde existen muy pocas tomas abiertas y la mayoría de los encuadres en sus escenas se enfocan en la violencia que existe sobre el rostro de las protagonistas, con los bien logrados close-ups que nos muestran los moretones, la hinchazón y las desfiguraciones de las que son víctimas.
 
Pesadilla en el Infierno
 
Mi 8.5 de calificación a este interesante filme, en una compleja cinta de terror que se presta a distintas interpretaciones no sólo por la forma en que subvierte las convenciones del slasher, sino también por lo que en su fondo nos tiene que decir con la historia que presenta. Al igual que ocurrió con el admirado filme “Mártires” (2008), Pascal Laugier nos entrega una película que es difícil de presenciar y que, con cada escena que pasa, muestra un escenario cada vez más desesperanzador que el anterior.
 
Sin embargo, Laugier nunca pierde de vista la humanidad de sus personajes femeninos y por más violencia que la historia inflige sobre los personajes de Beth y Vera, siempre hay cierta atención a que las mujeres nunca se vuelvan accesorios u objetos a los cuales explotar para el entretenimiento de la audiencia, sobretodo con las actuaciones impresionantes, en especial de las versiones jóvenes de Beth y Vera encarnadas por Emilia Jones y Taylor Hickson respectivamente, que no titubean en ningún momento en las escenas más difíciles y todo su trabajo en este slasher es aun más sorprendente cuando uno se entera que, al momento de la producción, las actrices sólo tenían 14 y 18 años de edad.
 
De igual manera, es inusual ver a alguien como la actriz/estrella Crystal Reed trabajar al lado de Pascal Laugier después de participar en proyectos como la popular serie televisiva juvenil “Teen Wolf”; no obstante, ella demuestra con creces que era la actriz indicada para este papel. Aunque fue duramente criticada por la violencia que se infligía sobre sus protagonistas femeninas sin embargo, es importante destacar que Laugier forma parte del movimiento conocido como el nuevo extremismo del cine francés, término que engloba a aquellas cintas transgresoras que muestran el cuerpo en distintos niveles de deterioro y que también trata temas como la violencia ademas de la sexualidad de formas muy grotescas.
 
Pesadilla en El Infierno
 
Y es que a diferencia del cine gore que sólo se preocupa por lo gráfico de su violencia o las cantidades de sangre que muestra en pantalla, este movimiento está más preocupado por incomodar al público con las imágenes que presenta y este filme lo logra, hago esta distinción porque “Pesadilla en El Infierno” podría confundirse como una producción fílmica más del cine gore, cuando en realidad es una obra cinematográfica que se acopla más con las demandas del nuevo extremismo francés. Laugier hace un buen y mas que correcto filme slasher que, contrario a los estereotipos de este popular subgénero, muestra a sus protagonistas femeninas dentro de un marco que no se siente voyerista en absoluto, aunque a la mitad de la cinta cambie totalmente el tono de la misma con un giro que a mas de uno sacara de onda.
 
Por: Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: