República Cinéfila | Misión Imposible 6: Repercusión

Tom Cruise es un tipo ambicioso ya que últimamente ha sabido transitar una carrera cimentada en proyectos fílmicos arriesgados en su temática o concepción, con directores en cine de renombre porque para el en cuanto más alto, mejor. La saga de “Misión: Imposible” si no la única, es una de las pocas inmaculadas del cine moderno que lleva ya 22 años subiendo en altura para cumplir la promesa que parece mantener en marcha la eterna plenitud física de Cruise, que es el de hacer siempre algo más difícil todavía; si un tiburón no puede dejar de nadar, el actor de 56 años de edad tiene la necesidad constante de jugarse la vida para nuestro entretenimiento.
 
La explotación en el vértigo del público como seña distintiva comenzó en la brillante reformulación dirigida por el cineasta Brian De Palma en la cinta original en 1996 de la serie de televisión y ha aumentado entrega tras entrega. Sin embargo, aunque la hipérbole sea el tejido conjuntivo de la saga desde su propio nombre, Christopher McQuarrie se encarga de mantener los pies en la tierra en su segunda película dentro del serial con la repetición de director, insólita hasta ahora, refuerzando los lazos de continuidad con una secuela directa de la anterior “Nación Secreta” (2015) que viene a cerrar los cauces planteados en “Misión: Imposible III” (2006) por el arquitecto de los universos narrativos J. J. Abrams, que aquí ejerce como productor.
 
Esto supone un plus de conexión y familiaridad gracias al regreso de personajes secundarios muy bienvenidos como la bella y letal espía británica Ilsa (Rebecca Ferguson) que era demasiado buena para dejarla de lado, pero también cierta homogeneización de tono y control de resultados que, si bien parecen el objetivo número uno del Hollywood post cine de superhéroes de Marvel que estamos viviendo, disminuyen la capacidad de sorpresa y reinvención demostrada siempre en cada entrega de la saga. En la sinopsis oficial de la trama en esta sexta entrega, Ethan Hunt (Tom Cruise) acepta nuevamente una misión suicida para evitar que el mal triunfe sobre la humanidad. Apoyado de su fiel equipo del FMI (Simon Pegg, Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Alec Baldwin), y de uno que otro aliado del pasado, en esta ocasión el agente debe recuperar unas cargas de plutonio para evitar que lleguen a las manos y mentes equivocadas. Tras perder un cargamento de plutonio, la CIA toma riendas en el asunto para poner a salvo este peligroso material al mandar a uno de sus mejores agentes, August Walker (Henry Cavill), pero el equipo de Hunt no está muy de acuerdo con esto, por lo que habrá desconfianza en todo momento con ambos agentes. Decisiones pasadas, momentos clave, el destino de la seguridad del mundo depende de esta misión y sólo una persona puede completarla. Cada momento, cada decisión, cada misión, cada disparo, cada riesgo de muerte lo ha llevado hasta aquí. En un momento donde no podría haber más tensión en el mundo, el agente Hunt se cuestiona a sí mismo sobre si el aceptar la misión puede traer algo bueno para todo el mundo. 
 
Misión Imposible 6: Repercusión
Tom Cruise como Ethan Hunt en MISSION: IMPOSSIBLE – FALLOUT, de Paramount Pitcures y Skydance.
 
El filme contiene todos los elementos que uno esperaría como las escenas de acción espectaculares, las acrobacias diversas de un grupo de expertos en misiones insólitas manejando gadgets más allá de nuestra imaginación, aspirando a convertirse en un thriller político, con referencias a la situación actual en Estados Unidos y al papel de las agencias de inteligencia y las fuerzas armadas frente al terrorismo. McQuarrie, que firma el guion de “Repercusión” en solitario, ha aceptado su propia misión imposible apostando por situar el estudio de personajes por delante de la acción y aun así tener el metraje rebosante de escenas adrenalínicas de ejecución impecable que en verdad cortan el aliento. Las motivaciones y tensiones internas de Ethan Hunt son más exploradas que nunca aquí sin llegar al psicoanálisis de “Operación: Skyfall” (2012) sobre el agente 007 James Bond, pero pararse a reflexionar no disminuye la velocidad con la que corre para salvar el mundo de una nueva amenaza. Porque eso es lo que le permite ir siempre tan rápido al improvisar soluciones, no ponderar riesgos.
 
Misión Imposible 6: Repercusión
Izquierda a Derecha: Rebecca Ferguson como Ilsa Faust y Tom Cruise como Ethan Hunt en MISIÓN: IMPOSIBLE – REPERCUSIÓN
 
Por eso en esta ocasión se trastabilla y tiene más fallos que nunca antes. La fisicidad de las escenas de acción, realzada tanto por la limpia puesta en escena de McQuarrie como por la dedicación de Cruise a dejarse el pellejo por la causa, se materializa en la fuerza bruta de un Henry Cavill y en la superficie de todos los elementos urbanísticos de una ciudad como París, Francia aprovechados al máximo en una trepidante persecución que pertenece al mejor top de la saga. Esta cinta golpea a Ethan Hunt contra el suelo de lo real recordando que, como Tom Cruise, es falible y no podrá estar siempre ahí para ayudarnos. Pero antes no dejará nada más difícil todavía sin intentar y ofrecer el mayor espectáculo de acción del año. La segunda incursión de McQuarrie en el universo de “Misión Imposible” es un compendio monumental de excelentes secuencias de acción que remiten y amplifican otros momentos de la saga, y confirme a Hunt como hermano gemelo del James Bond más trágico, un héroe moral que, en su sexta aventura, puede vanagloriarse de tener una biografía a sus espaldas, o lo que es lo mismo, de haberse ganado a pulso su dimensión serial. Sin duda alguna “Misión Imposible” es la franquicia que redefinió la carrera de Cruise.
 
A lo largo de 22 años han sido un referente dentro del género de acción pero siempre gracias a la dirección de personas conocedoras del género, ya sea desde un Brian de Palma, pasando por un John Woo en su mejor momento de cineasta de Hong Kong hasta el, hasta ahora, único director que ha repetido en la franquicia: Christopher McQuarrie. Con cada estreno de la saga parece decirle a la siguiente película que se produzca sobre el agente Hunt que precisamente su misión será mas imposible al intentar superar lo hecho por la cinta anterior, pero siempre lo logran. McQuarrie se convierte así en el primer director en repetir dentro de la franquicia y ofrece una secuela de “Nación Secreta” (2015), que si bien se disfruta más habiendo visto la película anterior, “Repercusión” es el ejemplo perfecto de lo que una película de verano debe ser con una trama interesante, secuencias entretenidas de principio a fin y una estrella de Hollywood que resulta un imán de taquilla. Mientras “Protocolo Fantasma” (2011) goza de varias secuencias cargadas de suspenso siendo el último más acción, “Repercusión” es pura adrenalina y aventura sin descanso en sus casi 2 horas y media, con dos villanos que son la pesadilla de Ethan Hunt al ser igual de inteligentes y extremos que él.
 
Misión Imposible 6: Repercusión
Izquierda a Derecha: Simon Pegg como Benji Dunn y Ving Rhames como Luther Stickell en MISSION: IMPOSSIBLE – FALLOUT
 
Mi 9 de calificación para esta estupenda sexta parte de la saga que comenzó en 1996, Tom Cruise repite como el agente Ethan Hunt y le imprime a esta cinta una textura de realismo gracias a su gran esfuerzo físico, siendo bien dirigido por el competente cineasta y guionista Christopher McQuarrie que permite recordarnos por qué las películas de gran presupuesto pueden ser interesantes. Aunque al filme tal vez le falte un gran villano que esté a la altura de aquel perturbador Philip Seymour Hoffman en la tercera entrega, o quizás abuse demasiado de las escenas de transición para explicar con diálogos los avances del relato, pero trabaja con tino sus distintas tramas románticas incluso cuando el deseo está envenenado de azules, como es el caso de la sexy Viuda Blanca, demuestra que el carisma de Tom Cruise está lejos de estrellarse contra el muro de las viejas glorias, se beneficia de la sólida aparición de un Henry Cavill con más tinieblas que super poderes, y de la extraordinaria puesta en escena, tan diáfana como cartesiana, de varias set pieces atención a la del Grand Palais, la de la persecución parisina y la del clímax final, con un par de helicópteros embutidos en un precipicio que parecen reformulaciones hiperrealistas del cine-espectáculo de los años setenta, alérgicas a la borrosa cámara en mano y el montaje atomizado de la saga “Jason Bourne”.  
 
Misión Imposible 6: Repercusión
 
Esta “Misión Imposible 6” es todo un vehículo de calidad en entretenimiento y diversión por el nivel de cuidado que McQuarrie logra con el buen guion que es muy loable, demostrando que es posible que un thriller de espionaje tenga mucha clase y sea atrevido a la vez, donde Cruise y todo el equipo detrás de “Repercusión” logran entregarnos un producto del más alto calibre, en donde el actor realiza todos los stunts posibles en las impresionantes escenas de acción, sabe y reconoce el valor que tenemos como su audiencia/público, quienes pagamos un boleto por desconectarnos por casi dos horas y media al querer ver al actor y estrella hollywoodense a cuadro. La cinta de acción del año.
 
Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: