Un Demonio con Origen Angelical 2da parte.

Despues de la triste noticia de la muerte de la Leyenda Esmeralda y Oro Fishman, continuamos la historia del Demonio Blanco, a quien después de perder su incógnita, la Diosa de la fortuna le dio una oportunidad de “Oro de una Galaxia muy, muy Lejana… disfruten de esta segunda y última partes de la historia de Don Manuel… un Demonio con Origen Angelical.

“Un Robot que llego de las Galaxias”

Después de que Mano Negra lo despojara de su máscara, quizá muchos pensarían que hasta ahí llego, pero como dice el refrán “Renovarse o Morir”. Pues Don Manuel se repuso como los grandes, aunque el personaje que le trajo muchos triunfos, su acertada genialidad le abrió las puertas de la internacionalidad, si quería ir  Japón tendría que hacer escala en Los Ángeles donde Mike Bell promotor de aquellos lares, lo recibió gracias a la recomendación de Chavo Luterott.

Me enviaron a los Ángeles con Mike Bell, ahí vi a Gori Guerrero y a sus tres hijos Mando, Chavo, Héctor y Eddy, con todos ellos me toco pelear incluso hasta el señor se me quiso poner a los trompos, por ahí también vi a Cebra Kid. Estando frente a Mike le pedí que me dejara descansar tres días. En aquel entonces se estreno La Guerra de Las Galaxias, y se me ocurrió el personaje del Robot C3.

Parece mentira pues de su mente surgió este personaje, que poseía un equipo innovador para la época, muchas modificaciones fueron evidentes pero con ello llego mucho éxito, pero también problemas legales.

Yo entrenaba diario con la máscara puesta, pues como saben la máscara era completamente cerrada, salvo por un orificio donde sacaba la nariz, también hice muchas modificaciones al equipo hasta que llego la imagen que me pareció adecuada, lo único que me preocupaba era el personaje que iba a presentar por eso me prepare mucho antes de mostrarme al público. Tuve mucho éxito, pero la 20th Century Fox me demando, aun así Mike Bell me dijo pegas o pegas, me tenía mucha fe. El promotor me sugirió que buscara alguien para que hiciera pareja, así que vine aquí a la Coliseo de Guadalajara a buscar a Mario Alcalá, pero  Don Julián y Ray Plata no lo querían porque Mario tenía un serio problema de alcohol. Hable con él y le dije quieres luchar en Estados Unidos y él me comento “como crees, si  Julián no me puede ver” le dije pues deja de tragar vino y déjame lo demás a mí. El señor Plata me decía por ti lo que quieras, pero por el no. En Japón me pidieron a los Robots C3 y R2 y nos fue muy bien tuvimos mucho éxito, nos contrataron por una corta temporada y nos quedamos por mucho tiempo, Mario se vino por su negocio, tenía unas bodegas en el mercado de Abastos, El está muy bien económicamente.

Pues bien el personaje de Robot C3 tenía un auge monstruoso parecido a su homologo cinematográfico, incluso en las arenas se vendías mercancía con su imagen.

La gente me seguía mucho, en especial los niños, imagínate en las arenas vendían playeras, lentes, gorras. Tiempo después Mike Bell me aviso que vendrían unos abogados acompañados de la policía con unos papeles, que los firmara que no me preocupara, a pesar de eso yo tenía miedo, vi que cuando las empresas te quieren cuidar no hay nada de qué preocuparse. El Robot C3 siempre metía en problemas a R2 en la película, pero en el ring Bell nos sugirió que fuéramos compañeros además que declaro que aquí y en Japón yo sería Robot C3. Cuando se presento la Guerra de las Galaxias en Guadalajara y yo luche tres semanas seguidas. Marco Alcalá estaba sorprendido de cómo ayude a su  hermano Mario.

Durante su estadía en la tierra del sol naciente nuestro protagonista se lleva una sorpresa a ver en una revista, que en México se presentaba un Robot C3 y R2.

Estando en Japón vi en la revista “Box y Lucha” de Ricardo Morales, en ella vi que en la México se presentarían Robot C3 y R2, yo bromeaba le decía ya está viejo y que lo iba a quebrar, al papa de Mano Negra y el asustado me decía “deberás me quieres madrear” no era cierto era pura wasa, yo sabía quién era C3 y R2 que era Barba Negra, nunca los vi luchar solo en revistas. No tuve ningún problema con eso, incluso un día le dije a Chuy que los centavos que sacara eran de el ya que el personaje daba para eso y más.

Aunque la fama y fortuna era una realidad, Don Manuel decide retirarse de los encordados.

Aunque nunca perdí como Robot C3, decidí retirarme porque ya estaba muy golpeado, además quería poner un negocio, incluso puse una arenita llamada “Arena Demonio Blanco” pero la deje porque necesitaba operarme mi rodilla derecha, además lo de mis cuerdas vocales se complicaba mas. Yo no quise ser como los boxeadores “esta y ya”.

Aunque la idea de retirarse era evidente aun interpreto un personaje más “Fantomas” que tuvo una fugaz campaña.

Yo ya tenía la firme idea de retírame platique con Ray Plata y me dijo no te vas,  bueno pero tenía como seis meses por allá y me vine porque mi madre ya estaba muy enferma, a como diera lugar tenía que venirme, entonces Don Rafael Barradas me dio chanza de luchar en Acapulco y Cuernavaca, menos en la capital, entonces fue cuando dije adiós. Puedo decir que durante mi carrera hice muchos amigos, Mano Negra, As Charro, Blue Demon, El Santo, El Faraón y El Vengador, aunque arriba del ring nos dábamos con todo, abajo era otro cantar.

Recuerdo una anécdota que aun me hace reír; estando Vick Amezcua dándome un masaje, le dije a Lizmark acababa de llegar a la empresa que si quería uno para que se le enderezara el lomo por cierto Mano Negra es encontraba ahí, As Charro y otros que no recuerdo, le di la indicación a Lizmark que se pusiera boca abajo y que acomodara su columna porque me iba subir en él, y empecé, recuerdo que me decía “no te cargues Meño” se acomodo en el borde del ring y me puse a caminar por sus piernas le aclare “nomas no voltees”,  “pero por qué no” me decía, entonces me cargue al As y  seguía caminando y llegando a la espalda se subió Septiembre, ya se imaginaran entonces el me dijo “Meño porque te me haces tan pesado” “es que estas respirando, no respires”  y se volteaba “si eres tu Meño” “claro me estoy agarrando del ring para no hacerme pesado” ya cuando le llegue al cuello le tronaban los huesitos, cuando se levanto me dijo deberás eras tú, mira y me tendí y le dije súbete y cuando llego a la altura de la cintura le dije “como que ya estas más pesado” “así siento yo Meño” es una gran alegría recordar estas cosas y que mejor contárselas a ustedes, un saludo a todos mis amigos y aficionados de ayer y hoy.

Fue grato compartir con ustedes esto que Don Manuel me conto y aunque hoy en día la dolencias de una vida entregada a la Lucha Libre son evidente y de Mal de Parkinson del cual ya se ha atendido en dos ocasiones, la gracia que lo caracterizo  estuvo presente durante la charla donde lo acompaño su esposa e hija, a quien su padre le mostro la máscara que usaba hace mucho, un momento que capturamos y que ustedes amigos lectores serán testigos.

 

Antonio Marin

Lic. En Artes Visuales. Ex-Luchador Profesional. Durante casi 10 años Reportero Gráfico de la Revista Luchas 2000

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: