Doctor Who: El adiós de Peter Capaldi.

La encarnación de Peter Capaldi ha sido una de las más divisorias de la historia reciente de Doctor Who, alienando a los más jóvenes mientras que el público adulto ha disfrutado los pequeños detalles y secretos escondidos en la serie que han apuntado a los más de 50 años de existencia de la serie.

Sin embargo, mucha de la crítica hacia el Doctor de Capaldi no está dirigida hacia él como actor, sino a la calidad argumental de la serie, que a momentos resulta demasiado compleja o con una serie de episodios intrascendentes.

Peter Capaldi, de 55 años, es el actor más viejo en interpretar el personaje desde el original, William Hartnell.

Durante su primer temporada (2014) las historias varían mucho de calidad y demuestran una confusión de los escritores sobre cómo deberían escribir al Doctor. Un actor nuevo en el rol siempre significa un grado de incertidumbre sobre la manera en que el actor hará suyo el papel, pero esta primera temporada lo retrata como cruel e insensible, cualidades que no quedan bien con el héroe de una serie de ciencia ficción. Estas mismas cualidades que a veces rayan en la arrogancia hicieron a muchos recordar la era de Colin Baker, cuyo Doctor arrogante a mediados de los ochentas es muchas veces culpado como la razón de la caída y posterior cancelación del show.

Peter Capaldi como el Doceavo Doctor (Rockstar)

La temporada de 2015 mejoró significativamente, con mejores historias, más emocionales y un mayor entendimiento de quíen era el Doctor de Capaldi, un mentor rockero que salta de aventura en aventura para intentar escapar de su propia soledad.

De nuevo las críticas no se hicieron esperar, los lentes oscuros y la guitarra y la actitud de rockstar fue vista por muchos como un muy obvio intento de acercar a Capaldi a las nuevas generaciones mostrándolo como un adulto “cool” y contemporáneo, creando un simil con la imagen que muchos tenemos del maestro rebelde de la escuela que prefiere llevarnos de excursión que mantenernos en un salón aburrido.

Si la serie hubiera continuado durante 2016, tal vez más público hubiera tenido la oportunidad de aceptar y adorar a Peter Capaldi en el papel, pero desafortunadamente Steven Moffat se encontraba en ese momento comprometido con la nueva temporada de Sherlock (que también deja mucho que desear) y por lo tanto durante 2016 solamente tuvimos un especial de Navidad, bastante extraño. “El regreso del Doctor Misterio” fue una amalgama de película de super héroes con la ciencia ficción clásica de Doctor Who que al principio me pareció muy molesto, pero que al final concluye de forma suficientemente satisfactoria, sin embargo no es el mejor especial navideño, por mucho.

“The Return of Doctor Mysterio” Especial de Navidad de 2016.

Y ahora nos enfrentamos a la serie de 2017, la última temporada de Peter Capaldi y Moffat.

Debo admitir que por mucho que adoro Doctor Who, incluso a mí me costó un poco de trabajo interesarme al principio en la temporada, aunque paulatinamente comenzó a mejorar y en definitiva puedo asegurar que se trata de la mejor temporada de Capaldi y tal vez de lo mejor que Steven Moffat jamás creó en Doctor Who.

 

Uno de los principales problemas con el Doctor de Capaldi fue su acompañante.

Mientras que Clara Oswald (Jenna Coleman) es un personaje interesante. Clara fue desarrollada específicamente pensando en el Doctor de Matt Smith. Su historia de “La chica imposible” fue emotiva, perturbadora y sirvió para dar un gran desenlace durante los utimos años de Smith, pero al ponerla con Capaldi se pierde mucho de esa magia, este no es el Doctor de Clara y se nota que entre los dos no existe esa química que existía con su antecesor, además de que después de “La chica imposible” el rol de Clara en el mundo de Doctor Who parecía haberse terminado y era momento de despedirse de ella. Pero esta despedida fue alargada y postergada demasiado, llegando al punto en que casi nadie tenía ya interés en el destino de Clara y verla por fin desaparecer en su propia TARDIS fue considerado como una alegría unánime entre todos los fans de la saga.

“You Are My Impossible Girl” Arte de AmbrixMUSE http://ambrixmuse.deviantart.com/

Traer de vuelta a River Song (Alex Kingston) fue una linda forma de concluir su historia y resolver algunos de los problemas canónicos de su personaje como el hecho de que aún no había recibido su destornillador sónico del futuro. Pero River tampoco es una acompañante de tiempo completo para Capaldi, mientras que ambos actores tuvieron buena química en el set, la historia de ella se encuentra más íntimamente ligada a la encarnación de David Tennant y Matt Smith.

“The Husbands of River Song” Especial de Navidad de 2015.

Bill Potts (Pearl Mackie) es la primer acompañante abiertamente gay en la historia de Doctor Who, mientras que esta característica es simplemente una respuesta a los tiempos más abiertos e incluyentes que estamos viviendo, definitivamente sirve como apoyo narrativo, ya que cambia muchas de las clásicas interacciones entre los personajes.

Pero dejando de lado la inclinación de Bill, Pearl Mackie es una actriz brillante que brinda de optimismo, tristeza y asombro a toda la temporada. Sirve como un ancla para el público y esto es algo que necesitábamos para Capaldi desde 2014, así como Matt Smith fue presentado con una nueva compañera en Amy Pond (Karen Gillan) desde su primer episodio, así debimos tener a Bill junto a Capaldi desde el inicio… Esto hubiera modificado nuestra percepción de las historias y hubiera cambiado la misma presencia del Doctor. En Lugar de presentarnos con ese Doctor amargado y enojado, la presencia de Bill hubiera hecho que Capaldi se comportara más como el mentor que estaba destinado a ser.

Pearl Mackie como Bill, la primer compañera Gay del Doctor.

Atinadamente Bill es la compañera que este Doctor siempre necesitó y con la partida de Capaldi de la serie es justo que también se vaya Bill. Sin dar mayores spoilers sobre el final de la temporada 10, la historia de Bill es una historia trágica, puso toda su fe en un hombre, en su capacidad de hacer lo imposible, en su habilidad de salvarla de las situaciones más arriesgadas y esa apuesta por el Doctor, finalmente fue su perdición.

Bill es un personaje entrañable por su propia historia personal, por la pérdida de su madre y la añoranza de esa figura de autoridad cariñosa en su vida. Esta figura es reemplazada en algunos niveles por el Doctor, ese enigmático alienígena que la lleva en aventuras a lo largo del espacio y el tiempo. Es la esencia de como muchos fans se sienten con respecto al Doctor, sintonizando esta serie semana a semana con la esperanza de viajar a mundos distantes y enfrentarse a amenazas catastróficas para ser salvados al último momento por un hombre que viaja en una caja de madera azul.

Sin embargo el Doctor no es un dios, es tan humano como la raza que ha jurado proteger y el Doctor también puede ser derrotado.

Esta temporada tuvo capítulos inolvidables que formarán parte imprescindible de la colección de clásicos de la serie, en especial me encantó “Knock, Knock”. Pero el final es cosa de otro mundo, es Steven Moffat en su mejor forma creativa, es la culminación de todas las expectativas que un fan podría tener, se trata de una amalgama de lo viejo con lo nuevo, todos y cada uno de los Cybermen conocidos a través de la historia luchando contra el Doctor y el Doctor cae, irremediablemente, intentando salvar a un puñado de personas, en un esfuerzo por otorgarles al menos unos años más de esperanza.

Sin esperanza, sin testigos, sin recompensa.

“The Doctor Falls” La derrota del Doctor al recibir el disparo mortal de un Mondasian Cyberman

El Master, Missy, Bill e incluso Nardole (Matt Lucas) se convierten todos en personajes entrañables, cada quien con su momento para brillar y aportar a esta historia. Se trata del final con el que Peter Capaldi siempre soñó, un final épico para un Doctor que pudo haber sido épico si las condiciones de producción hubieran sido las adecuadas.

 

“El progreso humano no se mide por la industria.

El progreso se mide por el valor que se le otorga a una vida,

una vida sin importancia, una vida sin privilegio.

Eso es lo que define a una era, eso es lo que define a una especie.”

 – El Doceavo Doctor.

 

Sin duda y a pesar de sus tropiezos, Doctor Who es una de las series mejor escritas en la televisión mundial, Peter Capaldi regresará para despedirse, en su último episodio, en el especial de Navidad 2017, junto al primer Doctor, interpretado magistralmente por David Bradley durante la película biográfica: “An Adventure in Space And Time” realizada para el 50 Aniversario de la serie.

David Bradley (Game of Thrones) como William Hartnell en “An Adventure in Space and Time”

En dicha película Bradley interpreta al primer actor de Doctor Who, William Hartnell en un docu-drama sobre la creación y los primeros años de Doctor Who, en esta ocasión sin embargo será la primera vez de David Bradley interpreta al Primer Doctor dentro de una historia canónica de Doctor Who.

David Bradley (El Primer Doctor) junto a Peter Capaldi (El Docevo Doctor) en el próximo especial navideño.

Si no conoces Doctor Who, dale una oportunidad, y si ya eres Whovian, esperemos juntos con impaciencia el próximo 25 de diciembre.

Erick Contreras Ayala

Diseñador Gráfico. Freelancer. Locutor en UTA Radio.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: