Back to the Future, 35 años de la película perfecta.

Ser una película perfecta no se dice a la ligera, Back to the Future de 1985 se ha convertido en una de esas piezas fundamentales de la cultura popular de los 80s y el día de hoy cumple 35 años de existencia.

¿Por qué es considerada una película perfecta?

Desde su libreto, las actuaciones, la cinematografía, fotografía, música, Back to the Future se ha convertido en una de esas cintas que son examinadas y estudiadas en las escuelas de cine del mundo.

Se trata de una cinta de ciencia ficción que presenta muchos conceptos interesantes como viajes en el tiempo, realidades alternas, pero tal vez lo que la gente más recuerda es la interacción entre sus personajes por ser una cinta divertida y con corazón.

El inicio comienza con una escena larga en donde podemos ver el domicilio del Doctor Emmet Brown e inmediatamente te da una idea de quién es esta persona, podemos ver la maquina que construyó para preparar un desayuno instantáneo y alimentar a su perro Einstein presentándonos de manera rápida pero funcional la mente creativa de este individuo.

Nos presentan un clip de noticias en donde se anuncia que hubo un robo de plutonio, de inmediato vemos a nuestro protagonista Marty McFly y su patineta choca contra una caja de metal que dice plutonio. Esta escena inicial nos adentra de inmediato en el mundo que estamos a punto de presenciar, un mundo vivido con su propia historia y nosotros estamos a punto de presenciar un nuevo capítulo en esta aventura.

Esto es parte de su encanto, el mundo de volver al futuro se siente real, un pueblo suburbano más de los estados unidos con su vida cotidiana en donde dos personajes raros casi parecen no encajar.

Marty es el adolescente común, le encanta la música, es rebelde, pero al mismo tiempo es inseguro, Michael J. Fox es el actor perfecto para el papel, capaz de convencer al público de su constante estado de pánico reaccionando a todo lo que ocurre alrededor de él.

Suena “Power of Love” de Huey and the News mientras Marty viaja en su patineta a la escuela sujetándose a la parte trasera de los autos, mostrándonos otro aspecto de Marty quien conoce su vecindario a la perfección y demuestra creatividad para poder llegar a la escuela a tiempo.

A lo largo de la historia podemos ver una constante en la familia McFly, el miedo al éxito, a destacar demasiado, a pesar de un potencial oculto que no logra salir a la superficie.

Marty es como cualquier otro chico que sueña en convertirse en un músico famoso con su banda pero que siempre es desmotivado por los adultos o por la sociedad a su alrededor al grado de que no intenta en realidad hacer nada con el talento que podría tener.

Viéndolo como un joven en los años ochentas definitivamente me sentí identificado a esa necesidad de hacer algo en la vida, tal vez dar tu propio mensaje al mundo, pero el mundo no parece estar interesado.

Tan genial como es Michael J. Fox, es el Doc Brown, interpretado por Christopher Brown, de una manera excéntrica pero amigable, explicando con visible orgullo el fruto de su carrera científica, ¡Una maquina del tiempo! ¡En un DeLorean! Explicando de manera rápida su funcionamiento, mientras manda a su mascota un minuto en el futuro.

Gracias a diálogo previo sabemos que es un genio incomprendido al que la sociedad cataloga como loco, obsesionado con sus inventos y extasiado al límite por tener al fin una invención con resultados positivos.

De la nada aparecen los terroristas que las noticias nos advirtieron habían robado plutonio y ahora sabemos que el Doc tiene ese plutonio, la única manera que pudo concebir para obtener el valioso material que da energía a su creación. Nos damos cuenta de que el peligro es real cuando Doc Brown es baleado ahí mismo en el estacionamiento, obligando a Marty a huir de la única forma que tiene disponible, entrando en el auto que es una máquina del tiempo…

Podríamos entrar en detalle describiendo la película completa minuto a minuto, aunque supongo que muchos de ustedes conocen la historia cabalmente, en lo que podemos estar de acuerdo es de que cada evento que vemos tiene una razón de ser, todo está conectado, de una manera brillante que le da dirección a la historia, todas las piezas embonan de una manera crucial, icónica, que ha mantenido a esta cinta en nuestra memoria durante todo este tiempo.

Muchos de nosotros hemos soñado con tener una máquina del tiempo, pero también una aspiración adolescente es tener tu propio automóvil para poder ir a las fiestas y adonde quiera que desees ir con independencia, por lo que el DeLorean se convirtió instantáneamente en el objeto del deseo de toda una generación.

Realmente hay que agradecer a Robert Zemeckis, el director de la cinta por no permitir a la fecha un reboot de volver al futuro, un camino que muchas otras franquicias han tomado recientemente, ¿Para qué intentar rehacer lo que ya es perfecto?

Más allá de los viajes en el tiempo, Volver al futuro es sobre crecer, sobre vencer tus miedos de no encajar en la sociedad o de atenerte a las expectativas que otras personas te imponen, sobre intentar las cosas sin importar si el resultado no es muy favorable, a la larga un pequeño cambio en nuestra actitud puede derivar en una vida completamente diferente a la que estamos habituados y esto no es algo necesariamente malo.

Dejar que las personas hablen sin darle demasiada importancia, al final es nuestra vida y solo nosotros sabemos cómo queremos vivirla.

Back to the Future es una historia sobre libertad, creativa e ideal.

Esta historia nos acompañó a muchos a crecer, la trilogía completa tiene un lugar muy bien ganado en mi corazón y estoy seguro de que también es bien apreciada por muchas otras personas que encontraron en su mensaje alguna forma de identificarse y aceptarse.

¡Felicidades por 35 años de perfección!

Erick Contreras Ayala

Diseñador Gráfico. Freelancer. Locutor en UTA Radio.

Un comentario en “Back to the Future, 35 años de la película perfecta.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: