La Columna Rota Del Viejo Sordo The Beatles – Sgt. Pepper´s

Sgt Pepper´s Lonely Hearts Club Band, es un disco que genera polémica al igual que culto, para algunos es un producto manufacturado con los objetivos que en aquellos tiempos la industria inglesa bien representada por EMI tenía, tratar de conquistar al mundo, jejeje un chascarrillo de éste viejo sordo no hace daño … espero 😮

Veamos la década de los 60s, el mercado que creció con melodías sencillas y canciones sin un esmero conceptual en la letra estaba creciendo, los adolescentes y la gran mayoría de adultos contemporáneos se identificaban con la ruptura social, América siempre ha sido un gran mercado para los británicos, por ende sus ojos están dirigidos al norte de nuestro continente siempre. En San Francisco grupos como “Big Brother and the Holding Company”, “Contry Joe and the Fish” al igual que algunas muy buenas estrellas americanas, Hendrix, The Doors etc, estaban cimentando su contracultura, dentro de su perspectiva el LSD era el tónico para revitalizar ésta vida entre lo natural y lo existencial.

Regresemos a Liverpool, la línea de amplificadores Vox con fuzz incorporado, el jugar con el Echoplex, maravilla del sonido que fue la esencia del Eco Space (Roland RE-201) ya en los años 70s, los apuntes del análisis de lo acontecido en América pero en está ocasión omitiendo un poco el Rhythm and blues y Rock and Roll, la madures de The Beatles y la cierta libertad que le otorgaba la compañía disquera para desarrollar sus productos, comenzaban a engranarse entre si.

El diseño fue bien estudiado, el concepto muy analizado para justificarlo, la dirección del desarrollo fue épica, es curioso ver cómo salió meses antes un Doble lado “A” con canciones que desprendieron de la maqueta del Sargento Pimienta, y por lo visto Paul McCartney saco los ingredientes idóneos para sazonar con su pimienta la nueva aventura que emprendería el grupo, digo; Penny Lane al parecer fue más digerible que Strong Berry Field Forever, pero aún así EMI estaba cocinando a la vez con Pink Floyd, The Piper at the Gates of Dawn se venía una campaña bien estudiada, otra invasión británica. :p

Comencemos con el viaje auditivo, deleitemos nuestros oídos con la mezcla y dirección de cuerdas, instrumentos hindús, guitarras brillosas, armonías vocales, efecto de eco y sus derivados, delay, reverb, etc.

Cierren los ojos e imaginen como se prepara la banda del sargento pimienta para comenzar el show, las guitarras conectadas directas a la consola hacen la diferencia sonora para aquella época, los arreglos de viento comienzan a dar sazón a éste disco, ya estamos de lleno con la canción “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band” que con su beat nos mantendrá golpeteando el piso con el pie.

Se escuchan los aplausos de la gente y con un arpegio dulce y brilloso nos encontramos con la voz de Ringo Starr interpretando “With A Little Help From My Friends”, ante nuestros oídos nos encontramos con un excelente sencillo, la melodía con motivo acertado, el ritmo sencillo con el rasgueo de guitarras acompasadas a la voz nos lleva de la mano al tema de la canción, créanme no se preocupen por sentirse solos. :p

“Lucy in the Sky with Diamonds” con su hook atractivo le da continuación a este hermoso compilado de canciones, McCartney lo ejecutó en un órgano lowrey dando una métrica ternaria (3/4), pasa una vuelta de compas y los hit hats junto con una tanpura se hacen presente, aquí tenemos una cortina sonora que para muchos es el efecto psicodélico que representa aquellos años de contracultura, la métrica cuaternaria (4/4) aparece en pleno coro repitiendo una y otra vez el título de la canción, por supuesto que es un tema memorable.

“Getting Better”, su rasgueo salteado, juego vocal melódico, ritmo firme, sobresalta el caminado digital en el bajo de McCartney pasando a la parte “b”, demuestra los resultados vocales cuando se toma su tiempo en jugar con efectos como también en tonalidades generando por caída propia breves melodías, el uso de la tamboura (instrumento hindú) le da el brillo requerido para la canción.

“Fixing a Hole” una canción donde Paul continua caminando con su bajo generándonos cierta intriga por el sonido del clavicordio y la batería juguetona al abrir los contras, la guitarra nos deleita con unos riffs, todo bien dirigido y las voces con ecos profundos nos va preparando para “She´s Leaving Home” en donde el arreglo de cuerdas nos lleva de la mano con la narrativa melódica de Paul, jugando profesionalmente con la estructura al darnos con intensión la segunda parte de la estrofa, un ambiente con cuerdas perfecto para invocar a la tristeza, nostalgia, un nuevo comienzo; las cuerdas combinadas con voces bien armonizadas y adornadas con efecto siempre nos llevará del oído a sentir. El lado “A” concluye con “Being For The Benefit of Mr. Kite” cumpliendo bien con la parte del show, los oídos requieren de un respiro, tanta lluvia sonora generan emociones desde el principio del disco, si no jalan tantito las riendas permitiéndose experimentar como grupo dudosamente darían un lado “B” más experimental.

El lado “B” comienza con “Within Without You” se dan su momento, el uso de instrumentos y orquestación se nota más libre, Harrison es el único integrante de la banda en la grabación de la canción, todo lo demás fue ejecutado por músicos hindúes, algunos la critican, es más la destrozan pero reconocen su valor de identidad para la escena psicodélica de aquella época. Con un clarinete acompañado de la sutil ejecución de Starr y un bajeo justo con buen ritmo comienza “When I’m Sixty-Four” una canción tan sencilla con su tema, la cotidianidad que describe McCartney junto con el arreglo de la canción la hacen memorable, reafirma su estallido musical, o como la mayoría dice demuestra el pop de The Beatles, canciones con temas cotidianos que a cualquiera le llegarán a sus oídos sin esfuerzo alguno, narraciones de una realidad aspiracional al alcance de cualquier mortal, “Lovely Rita” el sazón de Paul continua, narrar historias con letras sencillas es lo que ha hecho que el pop británico se posicione en todos lados, estamos escuchando ya los excelentes ajustes sonoros y la dirección, hay acaso protagonismo de guitarras ? el piano hace su trabajo junto con la batería y bajo.

“Good Morning Good Morning” continua definiendo el estilo de Paul, su solo de guitarra es agradable como el ambiente con sonidos de animales de John Lennon jeje, es una canción más que cumple, “Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Reprise)” se repite de nuevo la canción de inicio, pero ahora con un arreglo más rítmico, sin vientos, con guitarras que juegan más, la manera de posicionar toda la cosmogonía del Sargento Pimienta.

Entre aplausos una guitarra acústica se va presentando, “A Day In The Life” una técnica muy empleada desde Bowie y todo el personal creativo de la industria británica es el tomar frases de los periódicos para transmitir la realidad y convertirla en pasajes cotidianos para el escucha, con está técnica comúnmente se ha logrado crear canciones Pop trascendentales, canciones que rompen barreras generacionales, para que las historias sean absorbidas de manera natural en cada individuo y se la apropie interpretándola a su entorno, los arreglos nos transmiten sensaciones que para muchos ésta canción es la mejor de todo el disco, digamos de manera políticamente correcto, ésta rola te hará sentir tanto que hasta la lagrimita brotará de tus ojos.

Sgt Pepper´s Lonely Hearts Club Band, es un disco que debes de escuchar, se celebra hoy 50 años de su aparición en el mercado Americano, déjate seducir por un buen trabajo de los escarabajos, el material denota estilos como técnicas para generar canciones con buenas melodías.

Se despide de ustedes su valedor Albertnativo.

Marcos David Cruz Mandujano

Diseñador publicista músico, ocioso creativo por convicción y metodista en consumo por elección. Para los compas soy Albertnativo y cuando ando sobrio pueden decirme Patxo.

¡EN VIVO! Click para ver.
TWITCH OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: