ESPINAS SANGRIENTAS (primera entrega)

Por Allan Márquez

Dioses inmaculados con dagas en sus manos alrededor del infierno, demonios excitados fornicando en el cielo, ángeles y demonios con orgasmos en el mundo, ríos de sangre en nuestro interior jugando a hacer el amor.

Placentas y sultanes fornicando en el purgatorio, infantes gozando el esplendor. Ángeles polveando su nariz y Pedro mamando tu matriz. Manantiales purificados ardiendo en llamas, destellos de la luna criando alabanzas.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: