BEPDO | Pequeña Gran Vida.

Pequeña Gran Vida (Downsizing) es la más reciente comedia del director Alexander Payne estelarizada por Matt Damon, Christoph Waltz, Hong Chau, y un cameo glorificado de Kristen Wiig.

Se trata de una comedia, si, pero esta película también invita a ratos a la reflexión, se trata de una parodia de la apatía humana y de los peligros a los que la raza entera puede estar expuesta.

La película explora tres particularidades humanas específicas, un lado es el de las grandes mentes que ven el problema de la sobrepoblación humana, del cambio climático, de la contaminación y tratan de buscarle una solución creativa por insólita que parezca.

Del otro lado están las personas comunes, como nosotros, que no sabemos casi nada sobre los retos científicos del planeta, que tenemos un conocimiento pasajero de los descubrimientos o los problemas a través de lo poco que vemos en los noticieros y el internet pero que en general no estamos realmente consternados por los cambios climáticos o los problemas que esto nos puede traer a corto o largo plazo.

El tercer grupo es el de los humanos olvidados, el tercer mundo literal, aquellos cuyos problemas sociales de raíz son muchas veces más abrumadores que los problemas globales, que resultan mundanos y pequeños en comparación pero que para muchas personas representa una realidad más cercana que el calentamiento global.

Para mí, este es el aspecto más interesante de la cinta, la reflexión subyacente dentro de la trama, a pesar de que se trata de una película hollywoodense que necesita ser más comercial y menos cerebral y al final no da una conclusión satisfactoria a todas sus propuestas, sigue siendo en su total una propuesta interesante.

Porque es una comedia al fin y al cabo y en ese sentido también es una propuesta bien lograda, la película tiene muchos momentos verdaderamente divertidos, sobre todo cuando se trata de los contrastes humanos y el adaptarse a la miniaturización.

El corazón de la película lo tiene Hong Chau, quien interpreta a una activista vietnamita que fue encogida en contra de su voluntad y que escapa a los Estados Unidos dentro de la caja de un televisor. La necesidad de ella es la de ayudar a las personas que le rodean, llevarles comida, darles cuidado, escuchar sus historias, lo cual crea un contraste rotundo a la sociedad encogida que vive en la ciudad rodeados de lujos y sin preocupaciones, encontrando que ahora su dinero vale más y entregándose a todos los excesos de una vida que antes no podían pagar.

La escena de los barrios pobres que habitan justo al otro lado de la pared es una genialidad, se trata de un muro real que no puede dejar de ser comparado a la visión de Donald Trump, la división entre las clases pobres y los suburbios que necesitan de esas clases pobres para que realicen las actividades que ellos no tienen intención de realizar.

En resumen, Pequeña Gran Vida se trata de una gran película, merece mucho mayor atención de la que se ha dado, se trata del proyecto más ambicioso de Alexander Payne y seguramente te robará una sonrisa.

Mi estimación: 8 de 10.

Erick Contreras Ayala

Diseñador Gráfico. Freelancer. Locutor en UTA Radio.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: