República Cinéfila | El Gran Showman

El Gran Showman
 
El famoso actor y estrella australiano en Hollywood Hugh Jackman, salta al centro de la pista con su ultima cinta “El Gran Showman”, que en mi opinión es un espectacular musical bien realizado con el look del filme “Moulin Rouge!” (2001) y una estupenda banda sonora firmada por los letristas de la galardonada película “La La Land” (2016).
 
En la sinopsis oficial de la trama, P.T. Barnum (Hugh Jackman) fue un conocido showman y empresario circense de Estados Unidos, también un autor, editor, filántropo e incluso político, que fundó el Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, conocido como “El mayor espectáculo en la Tierra”. Su mayor problema, junto con su gran tendencia a decir bromas de mal gusto que no eran del agrado de todo el mundo, era que Barnum sería mayormente conocido por sus célebres engaños en el mundo del entretenimiento.
 
Concretamente en el año de 1850 financiaría la gira de la cantante sueca Jenny Lind (Rebecca Ferguson), pagándole nada menos que 1.000 dólares por espectáculo durante 150 noches. Eso sí, su habilidad e ingenio para embaucar a la gente hicieron que evitase la cárcel durante muchos años, y además sus éxitos le convirtieron en la primera personalidad millonaria del show business. 
 
La película es toda una ensoñación musical, una oda a los sueños y no es una película biográfica. Pero en su esencia, está la convicción de Barnum de que el trabajo fastidioso de la vida diaria es algo que puedes romper para convertirlo en un espacio maravilloso, en curiosidad y en satisfacciones por ser diferente con orgullo. Cuando el público llegó a experimentar el espectáculo de P.T. Barnum, fueron transportados completamente a algo fuera de lo ordinario, así que el director de esta producción entre el drama y el musical, intentó hacer lo mismo en este filme, pero de una manera contemporánea.
 
Y es que es grande la aportación de Barnum, fue el primero en llevar el entretenimiento a las masas de una manera genuinamente democrática. Esto, porque el teatro y muchas de las manifestaciones artísticas como conciertos, eran considerados sólo para las clases altas. Así que era un entretenimiento populista puro, de lo que muestra la película y es que la riqueza verdadera es la gente con la que te rodeas, con la gente que te quiere. Barnum reunió a gente que el mundo quizás, y de otra manera, hubiera ignorado. Al poner a cada una de estas personas bajo la luz del espectáculo, creó una familia que siempre iba a estar ahí, el uno para el otro. A lo largo del transcurso del filme, Barnum casi pierde a su familia real y a su familia circense, pero después lo ves descubrir que la cosa más importante que puede hacer es recuperar las dos otra vez.
 
El Gran Showman
Zac Efron y Zendaya
 
Con esta cinta, el realizador Michael Gracey hace su debut como director con una propuesta que defiende el valor de la diversidad y la dignidad de cada persona, sin importar el aspecto que tenga. Este es un ambicioso proyecto cinematográfico cargado de una increíble banda sonora para disfrutar en estas épocas de Navidad y fin de año. La cinta cuenta la historia de Barnum con canciones pop pegajosas y bailes glam. Gracey entreteje canciones originales de los ganadores del Premio de la Academia que otorgan el premio Oscar, Benj Pasek y Justin Paul. Así, sumerge a las audiencias a los orígenes del entretenimiento de masas y las mega celebridades de 1870. Es la época de oro de los Estados Unidos, después de la Guerra Civil.
 
Barnum vivió hace más de un siglo, este hombre fue el progenitor de nuestros tiempos. Ver a Barnum como un pionero de los visionarios y emprendedores de la actualidad, quienes han revolucionado la vida social, fue como el Steve Jobs o Jay-Z de nuestra época. El proyecto fílmico tardó más de siete años en realizarse y ahora llego a las salas de cine comercial en México y el mundo a través de la compañía Twentieth Century Fox. El guión de Jenny Bick tiene un comienzo inspirador, ya que Barnum se abrió paso por sí solo, de vivir en la pobreza hasta convertirse en promotor del circo, y fue una de las primeras personas en ser artífices de su éxito y fortuna. Si bien nació en el anonimato absoluto, todo el mundo terminó por reconocer su nombre. 
 
Cuando Barnum falleció en 1891, el Washington Post lo describió como “el estadounidense más conocido en la historia que jamás haya vivido”. La aventura de crear esta cinta comenzó con un guión arrebatador de Bick, que ahondaba en la época del camino que tuvo que tomar Barnum para alcanzar la fama, desde su infancia de escasos recursos en Connecticut, a cortejar a su bella esposa mucho más adinerada, Charity, hasta la fundación de su American Museum y el impulso que le dio a una de las primeras super estrellas del mundo: el “Ruiseñor sueco” Jenny Lind. No obstante, para ir acorde a la adoración que Barnum sentía por lo audaz y lo majestuoso en todas las cosas, el debutante realizador decidió ir en búsqueda de incluso más música y más espectáculo. “El Gran Showman” es un filme de superación personal, pero lo llamativo visto en esta película son las canciones, el baile y la tecnología para los efectos especiales.
 
El Gran Showman
Hugh Jackman

Mi 8.5 de calificación personal bien otorgado a “El Gran Showman”, que narra la verdadera historia del nacimiento de la industria del espectáculo a través de la vida de Phineas Taylor Barnum quien fuera todo un visionario que salió de la nada para crear un fascinante espectáculo, el Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus, que se convirtió en una sensación mundial y que fue conocido como “El mayor espectáculo de La Tierra”. Cinta muy recomendable para fans de los biopics musicales sin ajustes de cuentas, con lo mejor que fue ver a un Hugh Jackman con mas sombras que luces y con lo peor que alguien, después, aun dude de la magia de la joven actriz Zendaya. Hay filmes biográficos que podrían pasar directamente a formar parte del genero fantástico por su capacidad para deformar la realidad mas allá de cualquier limite insospechado.

Y es que actualmente Hollywood es capaz de trastocar la leyenda del personaje mas oscuro y dotarlo de una nueva dimension a golpe de numeros musicales centelleantes, con canciones pegadizas, con coreografiìas kistch e ingentes cantidades de terciopelo y glitter. “El Gran Showman” no se encarga de juzgar la figura de P.T. Barnum, el empresario de variedades que alcanzo la fama, entre otras cosas, gracias a sus freakshows circenses, sino que se limita a convertirlo en un personaje casi como la la empresa Disney, que es todo un pícaro y buscavidas que termina simbolizando lo que significa luchar por los sueños.

Quizá por culpa de ese engaño, los verdaderos vencedores morales de la película terminan siendo todos los demás personajes que lo rodean, como las mujeres engañadas, los empleados explotados y los monstruos con corazón. Desde esa perspectiva, la de esos verdaderos y entrañables antihéroes de la función, el gran espectáculo de luces, color y sonido adquiere sentido. Buenas y correctas actuaciones de Hugh Jackman junto a Michelle Williams, Zac Efron, Rebecca Ferguson y Zendaya en el reparto, que toma como punto de partida parte de la vida y el legado de P.T. Barnum (1810-1891), impulsor del que sería el circo Ringling Brothers y afortunado creador de un término que haría historia, el conocido show-business.

Lic.Ernesto Lerma, titular de la columna y sección periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: