RUMBO AL HELL AND HEAVEN (JUDAS PRIEST)

JUDAS PRIEST EN CDMX

Por Allan Márquez

Esta semana toca hablar de una banda que en lo particular no me llena, sin embargo reconozco su legado dentro de la nueva ola del heavy metal británico de los 70 y 80.  Estoy hablando de Judas Priest, quien cambio la imagen del metal  británico radicalmente, dejando la mezclilla rota y sucia en los basureros y poniendo en su lugar estoperoles y cuero negro, haciendo con esto una mezcla perfecta del glam y metal.

Con liricas que van del cotidiano desmadre “poserezco”, a la casi nula protesta política, Judas encontró en su sonido a un gran nicho de seguidores que veían en la imagen de Rob Halford, (quien de hecho no fue el primer vocal de la banda), un icono del glam metal, no solo por su imagen sino por su educada voz al cantar.

A lo largo del tiempo, Judas ha cambiado de imagen, Halford salió de la banda varios años, hablo sobre su  homosexualidad públicamente, cosa que chingonamente los fans aceptaron sin pedos,  pero que la banda resintió demasiado pues tras su partida la imagen icónica se había ido y  Judas ,aun teniendo excelentes músicos, no lograría el éxito que ellos esperaban con esta nueva formación.

Tan sonado fue el caso de Halford que incluso inspiro una película a finales de los 90 basada en la banda, llamada rock Star, protagonizada por Mark Wahlberg, donde protagoniza al sustituto de Halford.

Con todo y la separación de años de Halford, la banda no perdió su status quo en la historia del metal, pero, como lo dije anteriormente, no siguió más arriba. Halford regresa de nuevo a la banda y con él las esperanzas de que hicieran un disco más chingón que el British Steel, pero nunca paso; salvo aquel disco en vivo donde la banda y la voz de Halford sonaban de poca madre.

Ahora es cuando ustedes, mis estimados lectores han de preguntarse, ¿por qué si expresas que la banda toca chingón y que la voz de halford es muy buena, no te agrada o no te llena? Esto es simple señores y señoritas, porque el metal que hacía y  hace Judas, es para mí un metal de fiesta, de coctel, es un metal para salir con la novia y competir quien es más rudo si tu o ella. Y en mi opinión el metal no trata de eso, va más allá de como vistas, de que tan in te puedas ver, el metal estómago, sangre, sudor, protesta, virtuosismo (en ocasiones, sobre todo cuando es progre), el metal n ose esconde en estoperoles, ni en motos, mucho menos en gafas ni en voz de mezosoprano. (risas)

Sin embargo, como lo he dicho ya, Judas no deja de ser una banda épica y mítica de la historia del rock y del glam metal y aunque el buen Glenn Tipton, no este por acá, es por ello que si te quieres deschongar  y vestirte como dominatrix o sodomita, no te pierdas este mes de mayo a esta gran banda inglesa dentro del  Hell and Heven en el Foro Sol.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: