El momento más legendario de los E-Sports.

“La Mano de Dios” de Diego Armando Maradona, “El Diez perfecto” de Nadia Comaneci o “Los 9,58 segundos” de Usain Bolt, son ejemplos perfectos de que un pequeño instante dentro del deporte, se puede convertir en un momento que quedará grabado en la memoria de la gente por siempre, y para el mundo de los E-Sports esto no es diferente, pues en su relativo corto tiempo de existencia, los deportes electrónicos, también nos ha regalado postales que han quedado grabados en el tiempo con letras de oro y no hay mejor ejemplo de esto, que el conocido “Momento EVO 37”, quizá el instante más épico dentro de la historia de los E-Sports.

Es así que corría el año de 2004, año en que se llevaría a cabo una nueva edición del Evolution Championship Series, mejor conocido como EVO, evento de E-Sports dedicado a los juegos de pelea, que tenía como uno de sus principales platillos de la cartelera, el torneo del popular Street Fighter III: Third Strike, juego que había ganado bastante importancia en la época por presentar uno de los gameplays más técnicos y complejos dentro de la franquicia de Capcom, pues por primera vez se implementaba el “Parry”, difícil movimiento que al ejecutarse en el momento preciso, permite al jugador bloquear un ataque para contraatacar.

Fue de esta manera que el torneo avanzo hasta la ronda de semifinales, siendo el americano Justin Wong y el japonés Daigo Umehara los que protagonizarían una de las rondas finales de la competencia, siendo así que Justin con Chun Li y Daigo con Ken, se encontraban a unos cuantos minutos de pasar a la historia de los E-Sports. A un solo set por jugar, el primer round sería jugado con precaución y cautela, elementos que le darían la victoria a Daigo, para el segundo round, Justin empataría los papeles con un “Super Art”, movimiento especial que le daría la victoria al americano, en el tercer y último round las cosas no habían empezado bien para Daigo, pues a quedar a literalmente a un pixel de vida, parecía imposible el que pudiera hacer algo para evitar la inminente derrota, pues para empeorar las cosas, Justin Wong volvería a ejecutar el “Super Art” de Chun Li para finalizar la partida, pero fue en ese justo momento donde “la bestia se desato” y Daigo Umehara se convertiría en el artífice del momento más legendario de los E-Sports, al ejecutar una secuencia de Parrys perfectos para después contraatacar con un impresionante combo con el que lograría una imposible remontada y aunque posteriormente Daigo Umehara perdería la gran final contra Kenji Obata, “La Bestia” Umehara ya había ganado su pase directo hacia la historia de los E-Sports.

El conocido como “Momento EVO 37”, gracias al vídeo compilación de mejores jugadas de EVO 2004, no solo se convertiría en un parte aguas en la vida de Daigo “La Bestia” Umehara , sino que sería un antes y un después dentro de los E-Sports, pues gracias al “Parry de Daigo”, eventos como el EVO ganarían gran popularidad, por lo que  quizá sin la gran jugada de Daigo, los E-Sports no serían lo que son hoy en día.

Fuente del Video

evo2kvids

https://www.youtube.com/channel/UCWI626ZNdqM5tOlctPUTW2g

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: