Jodorowsky y sus cómics. Un paseo por la metafísica, la ciencia ficción y la fantasía.

Guionista desde hace ya 30 años, Alejandro Jodorowsky ve a los cómics como una forma de expresión libre, con poca censura, donde puede hacer lo que desea, sin tantas limitaciones como en el cine.

La carrera del artista chileno en los cómics comienza en México en el año de 1966, primero con Aníbal Cinco, publicado por editorial Novaro e ilustrado por Manuel Moro.

Al siguiente año inicia la publicación de una tira semanal en el diario El Heraldo de México, de nombre Fabulas pánicas.

Ambos trabajos lo pusieron en la mira de otros artistas en Europa. Así fue como se integró al grupo Les Humanoïdes Associés (Humanoides asociados), un conglomerado de dibujantes y guionistas en Francia dedicados al cómic de ciencia ficción, cuyos trabajos eran publicados principalmente en la revista Métal Hurlant.

Tras ser subestimadas sus películas en nuestro país y después de que el proyecto de crear la versión fílmica de Dune no cuajara, un desencanto por el cine inundó al artista chileno; esto hizo que se acercara más al grupo Humanoïdes Associés, así nace su fructífera relación con Jean Giraud, el gran Moebius, comenzando con Les Yeux du chat (Los ojos del gato) en 1978 y El Incal de 1981 al 88, enormes cimientos para su carrera en los cómics, pilares de su estilo Sci-Fi en el cómic europeo.

 

Cabe destacar la elección de Jodorwosky por imprimir sus cómics gran formato y en pocos números por historia. De acuerdo con Jodorowsky esto decidido en bien de la obra, para que fuera más rica visualmente; este es uno de los primeros ejemplos de la moderna novela gráfica.

Alejandro Jodorowsky siempre ha alabado el trabajo de los dibujantes del cómic, desdeña el arte moderno enunciando su poco apego a la realidad, trazos sin sentido y absurdos; apunta cómo el verdadero arte conceptual se halla en manos de los dibujantes de cómics, que saben trasladar la realidad al guion e imaginación de los creativos de las historietas.

En 1993 escribe El Lama Blanco, ilustrado por el francés Georges Bess, una obra inspirada en el budismo y la vida de uno de sus iconos, Milarepa.

Entre 1998 y 2014 escribió la que es considerada su mejor obra, La casta de los Meta barones. En este cómic Jodorowsky desarrolla todas esas ideas que tenía para su versión fílmica de Dune y crea un universo fantástico futurista lleno de misticismo. Una obra épica; la primera etapa, de 1993 a 2004 es ilustrada por el español Juan Giménez. En el 2008 y 2014 creó dos historias, ilustradas por el español Das Pastoras. En 2010 se publicó un número más de la mano del ilustrador serbio Zoran Janjetov y el franco-canadiense Travis Charest.

Durante todos estos años, de los 90 a la fecha actual, Jodorowsky crea una gran cantidad de cómics. Cada obra es un ejemplo de cómo el cómic es visto como una muestra de cultura y fomento a la lectura en Europa, en especial en Francia; aún así, no deja de ser un producto industrial, cosa que agradece mucho el Psicomago, quien en cada entrevista que ofrece alaba cómo es que su carrera en los cómics le permitió seguir desarrollándose en otras actividades artísticas y mantener a su familia.

Alejandro Jodorowsky considera al cómic como un tipo de arte, completo, usando todas sus influencias esotéricas, mágicas y de ciencia ficción; creando historias fantásticas, ya sean históricas o en universo ubicado al otro lado de la galaxia o en un bosque mágico. Sin duda que es algo que todo seguidor de cómic debería leer alguna vez.

Un comentario en «Jodorowsky y sus cómics. Un paseo por la metafísica, la ciencia ficción y la fantasía.»

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
TWITCH OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: