LUX ÆTERNA | De luces, caos y meta cine.

Lo que comenzó con la grabación de un video publicitario para Yves Saint Laurent, se convirtió en el mediometraje más accesible del cineasta franco-argentino hasta el momento, en este filme protagonizado por Charlotte Gainsbourg y Béatrice Dalle, Gaspar explora sus miedos como director y todo lo que se quiere evitar en un rodaje.  La marca de moda le dio completa libertad al director para hacer lo que quisiera, no importando si eran dos minutos o tres horas. Cuenta el director que elegir a las protagonistas y el rodaje fue algo muy sencillo: “Aquí me dieron libertad absoluta y todos los medios; la escenografía ya estaba hecha, lo único que pusimos fue la pantalla de las brujas, la ropa también la elegimos entre lo que había en la casa de modas y cuando me hablaron de los actores o actrices que trabajaban con la marca y vi que estaban ellas dos no lo dudé. No las conocía, solamente de algún cóctel. Y me apetecía mucho hacer algo con ellas”.

Prácticamente sin guion, con mucha improvisación y en cinco días de grabación, Noé nos presenta esta metaficción donde la mayoría de los personajes se están interpretando a sí mismos y con referencias a trabajos que realmente hicieron. Comenzando con una introducción a base de fragmentos de la película ‘Häxan’ y una divertida advertencia para toda la gente fotosensible pasamos sin más a Béatrice y Charlotte teniendo una plática sobre brujas, creencias y situaciones en las que se ven involucradas en medio de un set. El filme navega entre la comedia (de un humor muy particular) para pasar al misterio con tintes de terror y terminar en caos in crescendo en un trance de luces estroboscópico.

Lux Aeterna

Con referencias de vez en vez a otros autores como Buñuel, Dreyer, Fassbinder o Godard. Esta película es una especie de ‘La Ricotta’ de Pasolini o ‘Noises Off!’ de Bogdanovich, pero en ácido. Con el magnífico uso de pantalla dividida a veces en dos, a veces en tres y hablada por momentos en dos idiomas a la vez, nos adentra en el estrés extenuante que es trabajar en un set de grabación bajo presión, lleno de egos, visitantes incómodos, productores déspotas, modelos caprichosas y situaciones fuera de control.

Lux Aeterna

A diferencia de sus anteriores filmes donde el malestar a los espectadores era causado por la violencia, sexo o uso de drogas, en este filme Noé quiere emular la sensación que sintió al ver por primera vez 2001: A Space Odyssey; con una explosión de luces que merece ser disfrutada (o sufrida) en pantalla grande.

(Lux Æterna, Dir.: Gaspar Noé, Francia, 2019, Dur.: 51 mins.)

Ya se encuentra en exhibición en la Cineteca Nacional y cines seleccionados alrededor del país.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
TWITCH OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: