El Menu | República Cinéfila

El Menú se sostiene bien sobre la base de un giro, que la puede volver fascinante o irritante, según la forma en que el espectador asimile ese recurso.

El realizador norteamericano Mark Mylod, director que viene trabajando en populares series de televisión muy exitosas como Game of Thrones y Succession, se pone al hombro un proyecto de mayor envergadura, un largometraje protagonizado por dos pesos pesados como son la joven actriz Anya Taylor-Joy y el siempre competente actor Ralph Fiennes. En la trama de El Menú conoceremos a una pareja (Anya Taylor-Joy y Nicholas Hoult) que viaja a una isla costera para disfrutar de un restaurante exclusivo donde el chef (Ralph Fiennes) ha preparado un menú lujoso con algunas sorpresas que son muy impactantes. La película parte de un guion próximo a esos en los que el giro es la base sobre la que se apoya en la trama del relato; de esos de los que no se puede contar mucho sin arruinarlo sin mencionar los terribles spoilers, por lo que aquí diremos solamente que se trata acerca de un cocinero de élite y una reunión de comensales distinguidos que revelará un trasfondo bastante oscuro y bien perturbador.

La película trabaja a partir de la conciencia que tiene el espectador de la inminencia de este giro, la cual es patente ya en los materiales promocionales. Al estilo del cine del realizador M Night Shyamalan (El Sexto Sentido, Señales, El Protegido, La Aldea, Splt, Glass, Viejos, La Dama en El Agua) el juego con el horizonte de expectativa del público es el componente en el que esta obra filmica deposita su efectividad. Cine de shock que, por serlo, pretende no pasar desapercibido, y, si es exitoso en su cometido, suele producir sobrevaloraciones y también infravaloraciones. Hacia él puede tomar el público una actitud de ninguneo que necesite de este tipo de artificios vulgares no lo vuelve sino superficial) o una de exagerada admiración que produzca un impacto que desconcierte hace que sea profundo e irreverente.

El Menú

Dependerá, siguiendo este esquema muy maniqueo, de si el espectador en cuestión compra el giro, es cautivado por él, o no. Algo parecido pasó con la recepción de El Menú en diversos festivales de cine internacionales, que despertó amores y odios entre los espectadores. A priori, y más allá de las respuestas del público, habría que resaltar que la película de Mylod no lleva esta propuesta arriesgada al extremo porque, si bien el giro es el momento de quiebre de la narración, no se carga sobre este todo el peso narrativo de la historia, sino que se construyen personajes interesantes (al menos dos) cuyas interacciones sostienen grandes porciones del largometraje.

Además, Mylod sabe preparar momentos de tensión que funcionan, pero más importante aún, escenas con un contenido emocional que, si no es extraordinario, al menos otorga sustancia y empatía a la experiencia visual. Estos elementos son los que hacen que El Menú no se limite a un ejercicio intelectual cansino y pedante. Y es que hay otro costado del largometraje que tiene que ver con una propuesta de tesis, de estudio psicológico y sociológico, que se vale de la sátira del mundo de la “alta cocina” y, por extensión, de la alta sociedad para llevar adelante una crítica no muy innovadora acerca de algunas problemáticas harto conocidas para cualquiera que vive en este año de 2022. Ahora bien, tal vez una de las cuestiones que definen si este tipo de películas se vuelven algo insoportables o bien estimulantes es el equilibrio entre fondo y forma, entre discurso e historia. En este sentido, El Menú resulta bastante satisfactoria porque, si bien no tiene algo original para decir, tampoco se enamora del mensaje al punto de descuidar el lenguaje.

Mi 8 de calificación a esta más que correcta cinta de un buen elenco, con un gran actor tan reputado como lo es el inglés Ralph Fiennes, una estrella hollywoodense en ciernes como lo es la talentosa y bella Anya Taylor-Joy y una cocina sobre la que volcar los mejores platos en forma de comedia, pero también de terror. Así se presenta El Menú, con un avance de tráiler oficial que ya deja ver la apuesta por la mezcla de géneros y por la incipiente pasión por la cocina de cada vez más espectadores. Taylor-Joy y Nicholas Hoult (X-Men) dan vida a una pareja que viaja a una remota isla para probar en exclusiva una gran selección de platos a cargo de uno de los chefs más prestigiosos, pero también más misteriosos del mundo. Este chef interpretado por Fiennes y su insólito ejército de cocineros tendrán una pequeña sorpresa reservada para la pareja y el resto de ricos que se han desplazado hasta la isla para degustar todo tipo de platos sin saber que es muy probable que ni siquiera lleguen al postre. El Menú está dirigida por Mark Mylod, conocido por ser el responsable de algunos de los mejores capítulos de series de televisión como Juego de Tronos o más recientemente Succession.

Al trío protagonista lo acompañan muy buenos actores de nivel como John Leguizamo (Moulin Rouge), Hong Chau (Puro vicio), Janet McTeer (Ozark), Judith Light (tick, tick… Boom!) o Reed Birney (Mass) entre otros para dar vida a esos multimillonarios que tendrán que sobrevivir a una velada deliciosa y aterradora a partes iguales. Anya Taylor-Joy fue la sustituta de Emma Stone en este thriller de comedia oscura del estudio Searchlight The Menu, que también esta protagonizada por Ralph Fiennes. Ambientado en el mundo de la cultura culinaria, The Menu sigue a una joven pareja que visita un restaurante exclusivo en una isla remota donde un aclamado chef (Fiennes) ha preparado un espléndido menú de degustación.

Taylor-Joy interpreta a la mitad de la pareja, donde hay una mesa de comedor completa llena de invitados, y las fuentes en Hollywood dicen que los productores cinematográficos habían estado cortejando a Daniel Radcliffe, que ya compartió escena con Fiennes en la taquillera saga de Harry Potter, para que se interprete a sí mismo en la película. Radcliffe tiene un buen sentido del humor sobre sí mismo y se remonta a Fiennes, por lo que no me sorprendería verlo alistarse en este conjunto, aunque este proyecto ha estado en proceso durante varios años, y el guion ciertamente podría haber cambiado. Lo que diré, en este punto, es que puede esperar con seguridad que una celebridad conocida aparezca como ella misma en esta cena tan especial. Además de interpretar a Voldemort en las películas de Harry Potter, Fiennes es conocido por su trabajo en la actual franquicia de James Bond y películas emblemáticas como La Lista de Schindler, Quiz Show o El Gran Hotel Budapest. Fiennes repite su papel de M en Sin Tiempo para Morir , y también protagoniza la próxima precuela de Kingsman, The King’s Man. Además de Gambito de Dama, uno de los mayores éxitos de Netflix del año pasado, Taylor-Joy protagonizó recientemente Emma. The Menu se suma a los múltiples proyectos que tiene previstos para estrenarse fue vista en el thriller psicológico de Edgar Wright Last Night in Soho, así como en el drama vikingo de Robert Eggers The Northman, ademas de la esperada precuela sobre Furiosa de Mad Max: Furia en La Carretera de George Miller y la película de época Amsterdam de David O. Russell protagonizada por Christian Bale y Margot Robbie.

Por: Lic. Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights