Los videojuegos son arte

Los videojuegos son arte, ya es una realidad que forman parte de la sociedad al punto que seria difícil imaginarla sin estos, se han ganado a pulso un lugar en el mundo como un medio y disciplina artística; pero claro que primero tendríamos que llegar a una respuesta concreta de ¿Qué es arte?

Muchos autores a lo largo de la historia le han dado diferentes denominaciones a una sola palabra, pero eso es porque es algo complicado de explicar, verán cuando se habla de arte según la Real Academia Española el arte simboliza todo aquello que evoque sentimientos o sensaciones, evidentemente es una forma demasiado simplificada porque el ser humano vive en un constante análisis de situaciones que generan sensaciones, por lo que todo lo que existe recibiría el nombre de arte.

Pero existe una diferencia entre una “Disciplina artística” y una “Obra de arte”, la danza es una disciplina artística, pero mover el culo al rito de una música que se repite una y otra vez no es arte, al igual que “La milla verde” en el cine es una obra de arte pero el vídeo de 3 horas de un niño grabando como fluye el río solo sigue la disciplina artística del cine, por lo que arte podremos definirlo como obras que trascienden su propio medio.

La 9na sinfonía de Beethoven no es arte por pertenecer a la disciplina de la música, es arte porque ha trascendido a las generaciones y incluso hoy, años después de su muerte sigue siendo una pieza respetada y admirada por igual, lo mismo pasa con “La persistencia de la memoria” de Salvador Dalí y un garabato dibujado por un mono, solo uno de los 2 es considerado arte.

Es una introducción muy larga pero basado en esto podemos llegar a la conclusión de que los videojuegos son una disciplina artística pero no todos los juegos son arte, pues tienen algo que lo diferencia ampliamente de las otras disciplinas, esta es la interactividad.

Esto genera cierta tensión porque no eres un espectador,  si no el participe de la historia que los desarrolladores quieren contar, por eso juegos como “Journey” o “Abzu” son tan hermosos y calan tanto en las personas, porque no es un ser en un mundo precioso, es el jugador el que interactúa con un mundo que si se hace de forma correcta es real (Esto está relacionado mas con la kinestésica), lo mismo pasa con Undertail que mas que ser la historia de un niño que cae en un mundo de monstruos es una prueba de hasta dónde llega TU determinación como jugador para completar este juego en cualquiera de sus rutas.

Es cierto que es una industria que está en pañales y el mercado se ve saturado de juegos que solo buscan vender y se hacen sin pasión alguna, alguno solo buscan cumplir la noble labor que tenían los videojuegos al ser creados que es la de entretener y divertir, pero la historia nos ha dado juegos que todos los que probaron no pueden olvidar.

A fin de cuentas esa es la prueba máxima a la que toda obra se somete, si pasa la prueba del tiempo puedes afirmar sin miedo a equivocarte que de una u otra forma eso es arte.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: