Las Aventuras de Maxi & Sherrie Camille ya en versión digital.

Hola qué tal. Hoy estoy muy contento porque vengo a hablarles de un cómic que yo mismo escribí y dibujé y que afortunadamente ya está por completo terminado. Se titula “Las Aventuras de Maxi & Sherrie Camille” y es de corte sexoso. Como ustedes sabrán, México tiene una larga tradición en cuanto a cómic erótico se refiere. En los años ochenta se popularizaron las series de “Sensacionales”, editadas por Ejea y que incluían títulos como “Sensacional de traileros”, “Sensacional de luchas”, Sensacional de barrios” entre otros. Posteriormente, en los años noventa, surgen Editorial Mango y Editorial Toukán, brindándonos las revistas “Bellas de noche”, “Sabrosonas y bien entronas” así como “Chambeadoras”. Al ver la popularidad de este tipo de historias, otras diversas casas (Multicolor, Ed. UFO y otras tantas) se animan a sacar sus propios títulos e incluso aprovechando el “boom” del manga surgen propuestas de corte “hentai”.
Sin embargo, en la primera década de este siglo y con el triunfo de Vicente Fox en la contienda presidencial, el panismo hizo de las suyas al implementar en 2003 la obligatoriedad de que estas revistas estuvieran envueltas en una bolsa sellada para que los menores de edad no las hojearan. Tal censura afectó al gremio ya que los lectores al ver el empaque, esperaban contenido pornográfico; pero al darse cuenta que los dibujos no llegaban a tanto dejaron de adquirir las publicaciones y poco a poco fueron desapareciendo los títulos hasta quedar hoy en día muy pocos.
Durante mucho tiempo yo fuí fanático de estas revistas. Ví desfilar por sus páginas a grandes talentos de la gráfica como Iván Santillán, con su maravilloso arte en el color de tal manera que ha sido artista en las páginas de las publicaciones de Metal Hurlant entre otras; también me gustaba el trabajo del Maestro Silva, que manejaba sus técnicas tradicionales como ningún otro; ví a los hoy consagrados Mario Guevara y Oscar Bazaldúa, que en estos últimos años han trabajado en Marvel… en fin, que estas publicaciones tuvieron en sus filas a grandes dibujantes y coloristas que hoy son de talla internacional. Lamentablemente al ser sus historias en su mayoría “odas a la mediocridad” y un ensalzamiento de “lo naco”, a pesar de tener millones de fanáticos como yo, también cosecharon millones de detractores y por lo tanto no se les da ni siquiera un mediano reconocimiento a la fecha. Y es que necesario es decirlo, estos títulos tenían cosas nefastas, pero también cosas que valían muchísimo la pena: Son una muestra gráfica de un estilo de dibujo nacional. El canon, los ambientes, la utilería… tienen identidad propia. Asímismo la narrativa tanto gráfica como literaria era hecha con maestría. Los guionistas eran unos Maestrazos del ritmo, sabían contar historias y no había faltas de ortografía o gramáticas, a menos que la historia lo requiriera, cosa que hoy en día le hace mucha falta a la escena independiente: Un conocimiento y un respeto a nuestra lengua. Y entre lo nefasto esta lo ya mencionado: las historias giraban en torno a personajes mediocres, serviles y corruptos; se veneraba “lo naco” incluso como parte integral de una identidad nacional y no corrían riesgos a la hora de crear historias o abrir nuevos títulos. Habrá quien me diga que “faltó mencionar la cosificación de la mujer”, pero al tratarse de relatos de corte erótico en su mayoría dirigidos al público masculino, era necesaria tal “cosificación”, así que dentro de la narrativa no necesariamente es un error.
Pero, ustedes dirán ¿A qué viene esto? Bueno, es una contextualización del por qué decidí hacer este cómic. Al dejar de producirse de manera masiva estas historietas, y al no gozar de popularidad entre los nuevos lectores debido a su mala fama, creo que hay un hueco en el mercado. No lo sé… yo extraño esas historias de risa que involucraban chicas sexys. Y la verdad es que el hentai no cubre con mis expectativas; siento que usan páneles y encuadres muy confusos y sus estereotipos en su mayoría no me gustan. Ya saben… la chica inocente de grandes ojos y muy linda pero con pechos pequeños y que es atacada por tentáculos como que no está chido para mí. Y al no haber algún título que me llame la atención decidí hacer mi propia aventura erótica, y esta es “Las Aventuras de Maxi & Sherrie Camille”. La historia trata sobre las peripecias que tiene que atravesar una hermosa chica llamada Maxi Colón. El ser tan hermosa compensa lo tonta que es. Sin embargo, lo que la diferencia del resto es el hecho de que Maxi cuenta con un trasero que tiene vida propia y que se llama “Sherrie Camille”, la cual además de ser más inteligente que Maxi, tiene un gran apetito sexual. En esta historia vemos cómo Sherrie mete en problemas a Maxi mientras trata de realizar su trabajo como secretaria en un despacho de abogados. Esta historia trata de capturar ése saborcito a “comedia sexy” que se manejaba en las publicaciones antes mencionadas, pero sin hacer apología a lo peor de nuestra cultura; más bien mi finalidad es presentar una historia divertida, con escenas picantes y con personajes chuscos.

Hoy en día el cómic de corte independiente se ha tratado de separar de “lo mainstream” (que tal vez maneje historias y temáticas un tanto repetitivas como la ciencia ficción, los superhéroes, la fantasía, etc.), sin embargo a mi parecer el mismo nicho alternativo está creando sus propias zonas de confort con relatos de pareja en forma de tiras y con chistes casuales, agarrando “temas políticos” haciendo historias de corte “izquierdoso”, o con historias pachecas donde el sin sentido y el trazo tosco es lo que importa. Y bueno, creo que tanto en el circuito comercial como en el under se estan dejando de lado historias eróticas e incluso pornográficas. No sé, creo que en estos tiempos donde la iglesia católica ha perdido adeptos, que hay un crecimiento importante de pensamiento ateo, paradójicamente aún no se ha podido eliminar el profundo miedo que le tenemos al sexo. Piénsenlo: asociaciones feministas o abanderados de lo “políticamente correcto” en general buscan esconder y censurar expresiones de erotismo y sexo dentro de los medios de entretenimiento como los videojuegos. Y los cómics no son la excepción. Y como yo no estoy dispuesto a hacerles el juego a estos modernos “Torquemada” por eso decidí publicar esta historia auto-conclusiva.
Ya la tengo a la venta en formato digital. Son 40 páginas de cómic, mas una galería de imágenes en formato .jpg a blanco y negro. Recibo pago por medio del servicio “paypal”. ¿Cómo podemos ponernos de acuerdo? Mándame un e-mail a:
pachedestructor@hotmail.com
O bien, búscame en DeviantArt:
http://tioluis290475.deviantart.com/
O bien si eres más tradicional, en octubre tendré este tomo en formato impreso en el marco de “La Feria del Libro del Zócalo Capitalino”. No se preocupen, que aquí les estaremos informando de las fechas del evento.
Saludos y pásensela chido, morras y morros.

Daniel Garcia Garduño

Daniel Garcia Garduño

Dibujante de cómics y animador. He trabajado en "La Familia Del Barrio", "El Chapulín Colorado Animado" entre otras producciones de cine y tv. Produzco el cómic "Volt" (ni lo busques, saco tirajes cortos y nadie me pela) y pronto otro título más de corte cómico-erótico.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: