Sangre y Vampiros en Netflix, ¿Castlevania vale la pena?

Hace ya unos cuantos meses cuando los fans de la saga de culto de videojuegos “Castlevania”, mostraron los colmillos de alegría al enterarse que Netflix produciría una serie basada en este popular videojuego de los ochentas creado por Konami. Y es así, que por fin, este 7 de julio pasado, Netflix estrenó la primera temporada de la serie animada de Castlevania, pero ¿Realmente es esta serie, lo que esperaban los fans de ese clásico de los videojuegos? Pues mis pálidos y colmilludos amigos, acompáñenme a conocer esta respuesta en mi humilde y sangrienta reseña.

Para comenzar tenemos que comentar que la serie de Netflix está basada más en concreto en el juego Castlevania III: Dracula´s Curse publicado por Konami para el NES en 1990 en Norteamérica  y nos cuenta las aventuras de Trevor Belmont, último miembro del clan Belmont, quién junto a Sypha Belnades y Alucard, hijo de Drácula, tienen la misión de detener la terrible venganza que Drácula ha desatado sobre Valaquia, tras que la iglesia matara a su esposa en la hoguera por acusarla de brujería.

Con mucha sangre y tripas derramadas, la serie en sus primeros cuatro capítulos de la primera temporada, nos presentan  poco a poco a los personajes y las motivaciones que los llevará a cargar en sus hombros la difícil tarea de derrotar a Drácula y es aquí donde desde mi punto de vista tenemos el único desacierto de la serie, ya que para ser honestos una primera temporada de 4 capítulos de 20 minutos cada uno, en mi opinión es muy poco para abordar de manera más profunda la historia y explorar más de cada personaje, sin permitirnos incluso, generar la empatía necesaria para enamorarnos de los personajes, dejándonos con ganas de saber mucho más de ellos  y los motivos por los cuales se envolverán en esta aventura. Pero a pesar de esto, un buen estilo anime y las bien logradas escenas de acción con sangre por doquier son suficientes para que nos llenen los ojos y calmen nuestra saciedad de gore, que sin duda sabíamos que tendrían que estar presentes en esta adaptación animada, dejándonos enganchados para querer saber mucho más de esta historia y sus protagonistas.

En conclusión, pese su corta duración “Castlevania de Netflix” es una buena opción tanto para los fans del  videojuego como para los amantes del anime estilo fantasía gótica con gore y estamos seguros que si le dan una oportunidad, quedaran con ganas de ver mucho más sangre desparramada de demonios y vampiros, que esperamos que con la segunda temporada ya confirmada por parte de Netflix, nos regalen mucho más de esta increíble historia que hizo que la saga de Castlevania de Konami, sean de las más importantes en la historia de los videojuegos.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: