El Horror Morbido en la CDMX

por Allan Márquez

El pasado mes de octubre tuvo lugar la inauguración del  6° Morbido Film Fest de la CDMX, lo mejor del cine de horror y ciencia ficción internacional, en el cual se presentaron películas destacadas y esperadas como México Bárbaro (México), Clementina (Argentina), Matar a Dios (Cataluña, País Vasco), entre otras más.

En esta ocasión me ocuparé de reseñar un poco la cinta “Matar a Dios” de país Vasco, la cual nos cuenta la historia de 4 personajes que se reúnen en la víspera de año nuevo; entre ellos se encuentra un matrimonio de mediana edad que lucha debido a una infidelidad, un anciano que viudo que está a punto de morir y un hombre que se encuentra separado de la mujer de su vida, pues ella lo engañó por un hombre más joven. Estos 4 personajes tienen en común que son familia, el anciano es padre de los dos hombres y la mujer es su nuera, quien es la que ha cometido la infidelidad en el matrimonio con su jefe, un hombre de 60 años, pero que la ha tratado como su esposo nunca lo ha hecho.

Todo va pasando de manera “ordinaria” durante la cena, hay discusiones (se desenmascara la infidelidad), se descubre la depresión por la que pasa el otro hijo, al cual su esposa ha abandonado, y la negación a la muerte que tiene el papá. Sin embargo, un ruido en el baño de la casa saca de su ensimismamiento a los personajes, mismos que tratan de averiguar qué es lo que hay dentro del lugar, así que se arman con cuchillos y espadas para atacar al intruso, al ver que es sólo un vago mugroso, sólo lo cuestionan sobre quien es, a lo que el vago responde ser Dios y que está ahí porque los ha elegido para que ellos a su vez elijan a dos personas para sobrevivir a un inminente apocalipsis humano.

Durante el film vemos una historia sólida, llena de humor negro y sangre, muy bien dirigida por Caye Casas y Albert Pintó, plasmada de referencias de películas de culto ochenteras y diálogos puntuales acordes a la psicología de cada personaje, Matar a Dios muestra de manera cruda parte del egoísmo que hay entre humanos, el poder de la religión impuesta por siglos, así como la grandiosa expresión de Nietzsche “Dios está Muerto”.

En esta obra, Dios si es un ser poderoso, pero que también es vulnerable, no es inmortal, es codiciosos y violento, sucio y egoísta, repulsivo y vanidoso. El grupo de personas al que Dios enfrenta toma valor para aniquilarlo y poner en tela de juicio el poder divino de él.

Plasmado de planos bien enmarcados, de un lenguaje cinematográfico rico y solvente, Matar a Dios es posiblemente la mejor película del festival, ubica sus puntos de quiebre de forma exacta, no hay un titubeo en ninguna parte, la historia es sólida de inicio a fin, cada hook está bien planteado en los tres actos (situación que no ocurre en Clementina), visualmente es limpia, sin titubeos y como lo mencione con referencias de películas de culto de los años ochenta.

Matar a Dios se perfila para ser una de las nominadas a llevarse el Morbido.

Otroas artículos de la cobertura 2017 de Festival Mórbido.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: