Huasca de Ocampo: Misticismo y diversión

 

¿Estás cansado por las largas jornadas laborales o el tránsito de la CDMX? Si lo que necesitas es relajarte y divertirte o pasar simplemente unos días en compañía de las personas que más quieres, tenemos una recomendación para ti.

Huasca de Ocampo es un pueblito mágico que está a menos de 3 horas de la Ciudad de México. Es uno de los 84 municipios que conforman el Estado de Hidalgo.

Desde tu llegada sentirás la hospitalidad por parte de su población. En el centro del municipio se encuentra un quiosco en el que brindan información a los turistas para que estos conozcan las actividades que pueden realizar, recomendaciones para comer u hospedarse dependiendo del presupuesto con el que cuenten. Cabe mencionar que los días sábado se coloca un mercado ambulante, venden desde quesadillas hasta barbacoa, todo a buen precio y con un sabor que te encantará.  El costo por habitación varía dependiendo el número de personas, si solo vas con tu pareja, encontrarás hospedaje desde $500 pesos por noche. 

Recorre sus calles y llénate de su arquitectura y misticismo. No olvides visitar la iglesia de San Juan Bautista, quien es el Santo Patrono de este pueblito, fue construida en el siglo XVI y cuenta con diversas pinturas al óleo traídas de España por Pedro Romero de Terreros. La pregunta ahora podría ser ¿quién fue ese Pedro Romero de Terreros? Ese nombre es de suma importancia para contar la historia de Huasca de Ocampo. No, no te diremos mucho para que te animes y vayas, solo te daremos un pequeño dato de él: Es considerado uno de los hombres más ricos de sus tiempos, se dedicó a la explotación de minas y haciendas del lugar. 

El misticismo que abraza a Huasca es enorme e increíble. ¿Crees en los duendes o las hadas? ¿Consideras que después de la muerte hay algo más? ¿Eres supersticioso? Si respondiste que sí a cualquiera de las tres preguntas, ten por seguro que este lugar te va a sorprender. Las historias y leyendas de pequeños duendes que hay en el bosque, de hadas que trenzan las colas de los caballos o los espíritus que al no encontrar su descanso eterno vagan por las calles empedradas del municipio, te pondrán la piel chinita.

El Museo de los Duendes abre sus puertas para recibir a todo aquel curioso que duda de la existencia de estos seres mágicos y misteriosos. Su paisaje es hermoso, lleno de flores y árboles que le dan una frescura maravillosa. Una cabaña es la encarga de proteger las pruebas de que las hadas y los duendes existen, ya que cuentan con colas de caballos que están trenzadas a la perfección, objetos y estos seres fantásticos de diversos tamaños que prometen cobran vida por las noches.

¿No te animas todavía? El final es el mejor. Entre las muchas actividades que puedes realizar, te recomendamos hagas el recorrido nocturno de leyendas. La muerte será tu mejor compañera y el miedo el amante del cual te querrás deshacer. La obscuridad caerá, te alumbrarás con antorchas, ellas te guiaran mientras vas escuchando cada una de las historias más aterradoras del lugar. Los demonios invaden las calles, tus gritos los alimentarán.

 

 

 

 

 

 

 

Visita Huasca de Ocampo y enamórate no solo a través de la vista, sino del gusto. Es el lugar perfecto si buscas algo cerca de la Ciudad. Bueno, Bonito y Barato, ¿qué más quieres? ¡Vamos! Anímate a vivir esta experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: