CUNA DE PORQUERIA OBSCENA EN LA CDMX

CRADLE OF FILTH EN LA CDMX

Por Allan Márquez

Año 2001,  estoy en casa del buen Gurenx apunto de ensayar unas rolitas, nadie llega, nos metemos a su habitación, la cual me inspiró para ambientar una de las habitaciones de “El Rock Está Muerto” de esta emerge música escalofriante, oscura, densa, metálica, con gritos desgarradores y voces femeninas en los coros (nada iguales, ni parecidas a las de las bandas de metal sinfónico) que relatan una historia al compás de los teclados y guitarras distorsionadas. Me acerco sigilosamente al minicomponente plateado del blacker Gurenx y observo el estuche del cd, el cual es una cruz muy chida, la abro y veo el hueco donde va el disco y el librillo de canciones, que me deja apendejado por el arte gótico que lo envuelve. Imágenes poderosas llenas de un gusto exquisitamente erótico y violento lleno de referencias vampíricas, comienzo a leer las letras y me “sacuden el cráneo” (si a la garrobos).

Elizabeth Bathory se asoma entre las líneas de la voz descomunal de Dani Filth, líder de esta gran banda black metalera de Inglaterra, si de Inglaterra, tierra de enormes bandas rockeras y poperas, en donde el black metal no es el fuerte, pues es un genero más nórdico, con historias de vikingos y quema de iglesias y en las cuales los puercos y depravados británicos no tienen injerencia, así que su respuesta es utilizar la poesía y la literatura gótica par hacer música orquestal muy chingona y que incomoda a los blackers más puristas.

Cruelty and the Beast, es el titulo de este memorable material, un disco conceptual heredero del Dusk…And her Embrace, en donde la temática vampírica es lo más presente y recurrente. La velocidad de la música es endemoniadamente hipnotizadora, la voz de Dani, como ya lo dije, es violenta, rápida, llena de lamentos y caos acompañada de textos cultos (enorme error para querer ser una banda de black metal) que se hacen acompañar de imágenes sorprendentes, pues no había visto yo algo así de bello en un CD, que te atrapara a tal manera, que quisieras de inmediato tener el disco y alguna que otra mercancía extra.

Después de un par de horas de ensayo me atrevo a pedirle a Gurenx su disco para quemarlo, así que lo que él hace es sacar otra edición en estuche del mismo y darmelo, me lo obsequia y me presta el ya mencionado Dusk… Así que al llegar a casa de inmediato pongo ambos discos, los escucho completos y me viajo, veo imágenes en cada rola, así que lo primero que hago es ponerme a pintar al sonido de la música.

Días después compró una playera de CoF, donde hay una chica semi desnuda, haciendo una parodia de Cristo en la cruz pero posesa y con la cruz invertida, junto con otro disco de la banda llamado The Principle Evil flesh, el cual fue su primer LP y que empieza con una intro donde se escucha claramente el nombre ¡Satanas! y esto me maravilla aún más, ya que por estas fechas tenía cierta obsesión con el ocultismo de Aleister Crowley y la poesía de Charles Baudelaire. 

Meses después me hago de otro disco llamado Midian, tierra mítica biblica, a la cual hace mierda Dani Filth con sus letras. Sin embargo no todo era miel sobre hojuelas, ya que después de este gran disco (no excelso como el Cruelty and the beast) lanzaron discos muy mediocres, las letras ya no eran tan poéticas, el sonido era ya muy mecánico, la alineación chingona de CoF se había ido a la mierda y por ende su sonido también. Una vez más comprobé que las enormes ventas prostituyeron el arte gótico de lo que para mi era la mejor banda de black de finales de los noventa y principios de los dosmiles junto con Dimmu Borgir (banda noruega de balck metal sinfónico).

Ahora solo queda el recuerdo de esas enormes rolas llenas de romanticismo, de mitología, de sangre y sexo poético que hasta la actualidad no ha podido igualar Dani. El peso de sus mejores discos es muy grande y ha opacado su arte más reciente. Sin embargo esto no impide sus altas ventas de discos en las nuevas generaciones de blackers y no blackers, ya que le ha apostado a un sonido más electrónico y más ligth.  Estas nuevas generaciones tendrán el chance de poder ver a esta banda en vivo, ver su espectáculo sexual, que la neta no es mucho, salvo por las hermosas mujeres que acompañan la música y quizas tenga la fortuna de escuchar algunos de sus mejores éxitos como Bathory Aria, Her Gosth in the Fog o la chingonsisima Funeral in Carpathia, este 27 de marzo en Sala Corona.

Como yo ya estoy algo ruco para esos trotes, me pondré a escuchar vía digital el disco que hizo que me enamorara de estas bellas mujeres y de las letras de Dani. Pero ustedes mi respetable, acudan a menear la mata y a echarse un taco de ojo del bueno.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: