El Baúl de los Malditos | Lords of Chaos

“¿Por qué un gordo judío hizo mi papel? Él no me representa”

Estas fueron las palabras que Varg Vikerners (Burzum) hizo en redes sociales sobre su personaje representado en la cinta “Lords of Chaos” película que “retrata” la ideología, ascenso y descenso de la banda noruega pionera del black metal (después de la mítica banda colombiana Parabellum) Mayhem. Misma que deja mucho que desear para los amantes de este subgénero creado a finales de los años 80.

Lord of Chaos parece haber sido sacada de pegotes de Wikipedia personificados por entes protagonistas del Celebrity Deathmatch. Casting aberrante que hace encabronar al mismo Count Grishnackh. Si bien la cinta revela hechos memorables de la formación de Mayhem y Burzum, epicentro del sonido llamado “True Black Metal”, como la fugaz participación de Dead en la banda, así como su suicidio y rumores que se dijeron alrededor de este.

A ritmo apresurado (es obvio por la concentración de tantos datos) la cinta nos lleva a ver la manera superficial la mentalidad e ideología del Inner Circle. Enfocada en realidades atroces, Lords of Chaos dejan de lado en su discurso la verdadera esencia del black metal ¿En verdad este subgénero solo se trataba de quemar iglesias?

Lords Of Chaos

El universo cinematográfico lineal no contiene demasiada información. Las sobreexposiciones violentas de algunas secuencias sólo reafirman lo que escuchamos en diálogos y vemos en algunas acciones, predecibles y ambiciosas. El naturalismo y frialdad noruego y musical se pierde con la lengua anglosajona que emerge de los personajes.  Diálogos sobre saturados en los cuales recaen la justificación de cada acción, quizá por el poco aprovechamiento de los climas nórdicos que hubieran sido de mayor tensión dramática en la historia y que pudo haber sido de mayor significación en las acciones llevadas por la depresión y extremismo de cada involucrado en la trama dentro de la pantalla.

Planos superfluos que nos llevan al “teatro filmado” que nos advierte Bresson, cada emplazamiento maquillado de violencia, no saca la visera del espectador, solo es contemplación acciones y diálogos saturados; repeticiones atmosféricas como riffs de guitarra desafinada.

Lords Of Chaos

Sin embargo, no todo va mal. Secuencias como la ya mencionada muerte de Dead, cargada de violencia gráfica en cámara estática y leves movimientos, nos permite ver el gran trabajo del diseño de producción. Durante la quema de iglesias, de nuevo el diseño de producción y VFX son los que sobresalen y sacan a flote la secuencia, misma que está plagada de diálogos que caen en lo romántico, como si fuese una novela del siglo XIX. 

En definitiva, el diseño de producción salva la película, la recreación de la tienda de discos, los autos, cada pieza del cerebro de Dead y la sangre a borbotones que emerge del cuerpo de Euronymus tras las apuñaladas del “gordo” y castaño Burzum.

Por Allan Márquez.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: