Chucky, el remake tecnológico del Muñeco Diabólico.

¡Chucky obtiene un remake!, mucho se ha dicho de remakes de películas con las que crecimos en los 80s, 90s, y la necesidad o no de tenerlas en nuestras vidas, incluso llegando a acusar a Hollywood de una sequía creativa de nuevas ideas.

Sin embargo el fenómeno del remake responde además de la necesidad de vender a la nostalgia, de la intención de producir una nueva generación de fanáticos. Puede ser que muchos de nosotros crecimos con la trilogía original de “El Muñeco Diabólico” pero la mayoría del público joven actual solamente conoce al personaje en memes y mercancía sin haber visto las cintas anteriores.

El proyecto es controversial, ya que no contó con el apoyo del autor original Don Mancini, quien se encuentra realizando su propia serie de secuelas.

Esta versión es un remake de la original de 1988 pero con la intención de añadir un elemento moderno a la historia, en lugar de ser un muñeco poseído por el alma de un asesino en serie, este nuevo Chucky es controlado por una Inteligencia Artificial (Buddi) capaz de controlar toda la tecnología y los aparatos de la casa de manera remota gracias a la nube. 

Esta Inteligencia Artificial se vuelve sentiente y violenta cuando un empleado descontento deshabilita todas sus características de seguridad. Andy Barclay es ahora un niño de 13 años viviendo con su madre Karen en un apartamento en la ciudad de Chicago, al principio Andy no está tan contento o emocionado con el muñeco como en la versión original, pero lo utiliza para asustar al novio detestable de su madre.

Sin un sistema de seguridad integrado, el muñeco comienza a matar a todos aquellos a los que Andy detesta.

Mientras que esta nueva reinterpretación tecnológica suena interesante y hacemos notar que los rituales satánicos para atrapar el alma de un ser humano dentro de un muñeco es una idea ya bastante anticuada, la ejecución y desarrollo de la historia es el punto focal en el cual centramos nuestra atención, pues a pesar de que las características han cambiado, el muñeco “diabólico” sigue siendo igual de letal a pesar de que sus motivaciones resultan un tanto raras o risibles.

Por su parte Mancini ha anunciado que una serie de televisión basada en la encarnación original del personaje se podrá ver en la cadena Syfy para ser estrenada en el año 2020, al mismo tiempo que trabaja en otros proyectos como un potencial crossover con Freddy Krueger titulado “Child’s Play in Elm Street” del cual dice, es una alta posibilidad, después de haber contactado a New Line Cinema sobre el proyecto. Las semillas del crossover pueden verse en la cinta “Bride of Chucky” en donde se nos muestra un locker de evidencia repleto de accesorios icónicos de otras películas de terror, incluyendo el guante de Freddy Krueger.

El poder mediatico de Chucky es innegable y esperamos que este remake al menos aumente el interés de un nuevo público en la franquicia, a continuación las notas de producción.

Chucky

¿Quieres jugar?

Prepárate para una versión contemporánea del clásico del horror de 1988 Chucky, el muñeco diabólico. En la cinta, Karen (Aubrey Plaza), una madre soltera, le regalará un muñeco a su hijo Andy (Gabriel Bateman), del que desconocen su naturaleza siniestra.

El productor Seth Grahame-Smith tenía 12 años cuando se lanzó la cinta original y recuerda estar absolutamente aterrorizado por él. Lo marcó de tal manera que después, la vio una y otra vez: “he sido fan desde entonces”.

Cuando MGM y Orion Pictures tuvieron la idea de que querían actualizar la película original, Grahame-Smith y el productor David Katzenberg estaban preocupados. “No queríamos simplemente rehacer la película de 1988, que es un clásico de terror que introdujo al mundo a uno de los mejores villanos de terror de todos los tiempos. Queríamos presentar algo nuevo y relevante para las audiencias de hoy”.

Pensaron largo y tendido acerca de lo que podría ser. Hoy en día, la vida del planeta transcurre con cámaras y micrófonos en todas partes y donde nuestros aparatos se comunican entre sí. Todo está interconectado. “Nos emocionamos con lo que significaría para Chucky no ser solo un juguete infantil, sino un producto de inteligencia artificial de gama alta, como algo que verías en Apple o Amazon o Google, un compañero infantil. ¿Qué pasaría si algo con tanta potencia de computación y conectividad fuera mal, cuáles serían las posibilidades?”. Los productores se entusiasmaron con tener algo nuevo que decir, conscientes de la responsabilidad que tenían con los fanáticos desde hace mucho tiempo.

“El Chucky mejorado es mucho más avanzado”, agrega Grahame-Smith. “Tiene más formas de matarte”. Ahora tiene la capacidad de acceder a otros dispositivos y mirar a través de ellos, puede tomar el control de termómetros, vehículos y aspiradoras robóticas. “Básicamente, puede usar cualquier cosa a su disposición para aterrorizarte y matarte”. Conoce a Chucky 2.0.

Chucky

Apenas seis semanas después de esa reunión inicial con MGM y Orion, Tyler Burton Smith ya había terminado de escribir el guión. “Después de ver cada película de Chucky, se dio la vuelta y escribió un buen guión en un tiempo muy corto”, dice Grahame-Smith.

Fue crucial conseguir el director adecuado y encontraron a la ecuación perfecta en Lars Klevberg. “Alguien que realmente respondió al guión y tuvo todo correcto: las ideas, todas las referencias, toda la energía y el tono. Todo fue adecuado” dice Grahame-Smith.

El agente de Klevberg le dijo que había una nueva versión planeada de El Muñeco Diabólico y le preguntó si estaba interesado en el proyecto. Sin embargo, el agente ya les había mostrado su película anterior, Polaroid, la cual amaron los productores.

Katzenberg recuerda vívidamente su primer encuentro con Lars. “Me detuve a un lado de la carretera después de salir de una reunión en un estudio para hablar con Lars por teléfono. Pensamos que íbamos a tener una conversación de 15 minutos y se convirtió en una llamada telefónica de dos horas”. En ella, Lars llegó a tocar música para una posible banda sonora y para establecer el tono de la escena. Su pasión llegó a través del teléfono. “Sabíamos que era nuestro chico”.

Klevberg cree que tanto Grahme-Smith como Katzenberg personifican a los productores perfectos.

“Hay una gran diferencia entre las personas que solo quieren producir y los productores que están creativamente involucrados y apoyan al director. La cantidad de apoyo y libertad que me han brindado, al mismo tiempo que me empujan, revisan y equilibran, manteniendo mis pies en el suelo porque puedo escapar rápidamente”, dice Klevberg con una sonrisa. “Ha sido extraordinario trabajar con ellos y estoy tan impresionado con su trabajo. Me han dado tanta inspiración y están en la cima del juego, saben exactamente lo que están haciendo y cómo manejar todo cuando las cosas no van tan bien durante la producción – y de hecho, usualmente todo va mal-. No son tímidos para saltar y ayudar. No podría pedir mejores productores”.

A diferencia de sus predecesores, en esta versión de Chucky, los espectadores estarán muy conscientes de por qué se convierte en un ser malvado, además de entender su motivación; eso es algo que Klevberg encontró particularmente atemorizante.

“Estamos tratando con un antagonista conocido y realmente entendemos por qué se comporta de la manera que lo hace, tanto que se siente realmente posible y real. La forma en que Chucky cambia está muy bien hecha y es aterradora. Siempre veo este guión como una tragedia griega”.

ACERCA DEL CASTING

Para elegir a los actores, Grahame-Smith dice “quisimos hacer una película mejor de lo que nadie esperaba, la mejor versión posible”. Parte de eso fue encontrar actores talentosos que realmente pudieran brindar la resonancia emocional que la cinta necesita al dar vida a sus papeles.

Cuando los productores escucharon que Plaza estaba interesada en el proyecto, fue una obviedad para ellos. “Nos emocionamos”, recuerda Grahame-Smith. “No creo que hayamos elegido a Aubrey Plaza: ella nos eligió a nosotros ”. Esta fue una elección inesperada. Por un lado, era un papel aparentemente diferente para ella; por el otro, era fácil de imaginar. “Ha sido una de mis cosas favoritas de la película, verla actuar y dar vida a este personaje de Karen. Somos fans de ella desde hace mucho tiempo. Ella aportó una cantidad increíble de energía intelectual y emocional a la película “.

En la película, Plaza interpreta a Karen, una madre soltera trabajadora que hace todo lo posible por cuidar a su hijo Andy. No siempre es fácil: ella trabaja duro y trata de estar ahí para él. Ella quiere que él experimente la vida, haga amigos y le de cosas que no necesariamente puede pagar. Cuando ella es feliz por regalarle a su hijo un juguete popular de devolución, esa grandiosa experiencia se convierte en una pesadilla.

El hijo de Karen, Andy, es interpretado por Gabriel Bateman, con quien Plaza formó un vínculo rápido, lo que resultó en una excelente química en pantalla. Se encontraron por primera vez en el avión de camino a Vancouver. Gabriel estaba sentado detrás de Aubrey y era su cumpleaños. Aubrey acababa de leer una novela para adultos jóvenes que le encantaba, así que, mientras Gabriel dormía, le regaló el libro junto con una nota, deslizándola bajo su mesita.

Plaza concede, “Gabriel es una estrella de cine. Tiene un talento asombroso, le gusta bromear y decirme que no soy buena en ciertas cosas, pero es porque en el fondo me ama y sabe que soy mejor que él. Tenemos una relación especial; Seguimos tratando de derribarnos unos a otros. Pero yo soy más grande que él, ¡yo gano!”.

Brian Tyree Henry, quien interpreta al detective Mike Norris, un policía de la ciudad que creció en el edificio al que Andy y Karen se mudaron, se unió también a la filmación. Grahame-Smith está de acuerdo: “Brian es como una enciclopedia andante de El Muñeco Diabólico, es un verdadero fanático de la cinta. Él sabe absolutamente cada detalle de la película”.

Tyree Henry no podría estar más de acuerdo: “soy EL chico del horror, pregúntale a cualquiera que me conozca y dirán que este es mi género, totalmente”.

Cuando su equipo lo abordó por primera vez para hacer la película, no le llevó mucho tiempo terminar de leer el guión. “¡Es Chucky!”, exclamó con alegría. “Tengo vívidos recuerdos de El Muñeco Diabólico cuando se lanzó en 1988. Tenía seis años y crecí en una casa con hermanas mayores, así que no tuvieron ningún problema en mostrarme el horror para torturarme; pero para su disgusto, me encantó esta película”. Henry hizo que sus hermanas terminaran rentando la película una y otra vez, para que cada vez que encendieran la televisión pudiera verla. Como mega fanático, no le tomó mucho tiempo decidir saltar a bordo.

“Estoy increíblemente feliz con todo el elenco de esta película, fueron mis primeras selecciones y tenemos mucha buena química juntos”, dice Klevberg, “Creo que harán que la cinta sea mucho mejor y más real de lo que ya es”.

El papel de la voz del icónico muñeco asesino Chucky fue el último en ser integrado al reparto. Los realizadores lo encontraron en el legendario actor y artista de voz Mark Hamill. Grahame-Smith comentó: “le preguntamos, pensando que no había manera de que alguna vez sucediera y él dijo: ‘Sí’. Fue nuestra primera opción, un gran elemento y simplemente sucedió”. Al trabajar con Hamill en el proyecto, lo observaron prestando su voz a Chucky. “Quiero decir, en primer lugar, que tener un ícono dando vida a un personaje icónico es un regalo increíble”, dijo Grahame-Smith, “tener un actor y un doble de voces en una misma persona y que sea tan famoso como Mark Hamill, es increíble. Él asumió el desafío con todas sus fuerzas y realmente lo hace de una manera muy seria. Es único verlo crear un personaje y encarnarlo, lo único que pude hacer fue sentarme y ver a Mark Hamill grabar. Simplemente increíble “.

TECNOLOGÍA SINIESTRA


“Tengo algo para ti”, dice Plaza como Karen a Andy en una escena, pero ella se salta el guión y agrega: “es una muñeca malvada que nos va a matar”. Mientras que el Chucky original era un asesino en serie que aterrorizó a todos través del cuerpo de un muñeco, en El Muñeco Diabólico, jugará con nuestros miedos actuales.

“Realmente damos nuestras vidas a estas máquinas, todo está en una nube ahora y estamos poseídos por nuestros aparatos”, dice Tyree Henry. “Eso es algo tan fascinante acerca de la renovación de El Muñeco Diabólico, que incluso los adultos son susceptibles… somos prácticamente esclavos de la tecnología”.

El mensaje de la película también coincide con Plaza. “Tengo un disgusto muy personal por la tecnología y los dispositivos a los que todos somos adictos”, dice, “ahora no es muy evidente qué tipo de efecto está teniendo en la sociedad, pero al final creo que miraremos hacia atrás y diremos ‘wow, eso realmente se salió de control’, así que tal vez esta película sea un poco premonitoria”.

Erick Contreras Ayala

Diseñador Gráfico. Freelancer. Locutor en UTA Radio.

Un comentario en “Chucky, el remake tecnológico del Muñeco Diabólico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: