Justicia Implacable | República Cinéfila

Justicia Implacable. La famosa estrella en cine de acción Jason Statham protagoniza el remake estadounidense del thriller francés The Convoyeur, con Guy Ritchie dirigiendo para Miramax en esta cinta basada en la película francesa de 2004 del director Nicolas Boukhrief, siendo ya la cuarta colaboración con el director británico de Ritchie con el actor Statham, después de los largometrajes Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998), Snatch (2000) y Revolver (2005). En la sinopsis oficial de la trama, después de una emboscada mortal en uno de sus autos blindados, la empresa Los Angeles-Fortico Securities contrata a un misterioso empleado: Patrick Hill (Jason Statham), quien llega a ser conocido simplemente como “H”.

Inicialmente parece ser un tipo tranquilo, con perfil bajo, quien está allí para trabajar, ganarse la vida y
quien aprende el negocio por parte de su amigo Bullet (Holt McCallany). De pronto, cuando ambos se convierten en el objetivo de un intento de robo, se revelan las formidables habilidades de H: no solo es un tirador experto y extraordinario en el combate cuerpo a cuerpo: H es despiadado y letal. Statham interpreta a un frío y misterioso personaje que trabaja para una compañía de camiones blindados responsable por el traslado de cientos de millones de dólares por Los Ángeles cada semana. La película original contaba con los protagónicos de Jean Dujardin y Albert Dupontel. La más reciente producción fílmica de Ritchie es una fantasía de venganza que muestra los efectos de la violencia sobre un hombre.

El realizador ingles se aleja de los elementos más repetitivos de sus cintas anteriores, conservando su habilidad de hacer una buena “heist movie” y su devoción por el estilo visual, en esta ocasión más depurado. Esta es una película que rezuma testosterona por todos y cada uno de sus fotogramas, y que toma prestado el esquema básico del original francés para tomar un camino muy diferente por esa estructura tipo a la Quentin Tarantino, un adjetivo siempre ligado al cine del británico, con cuatro capítulos, permitiéndose ir hacia delante y hacia atrás en el tiempo, y desvelando en cada uno de ellos nuevos detalles sobre la historia donde, por cierto, no hay lugar para los personajes femeninos en su particular esta de las salchichas. Quizá lo unico mal logrado de este filme, sean unos diálogos muy mejorables, especialmente en el primer tercio de la historia. Siendo la cuarta colaboración entre el actor y Guy Ritchie, y para nada la última, ya que juntos preparan otro thriller de espionaje titulado Five Eyes que será un thriller de espionaje en el que Aubrey Plaza, Cary Elwes, Hugh Grant y un Josh Harnett que repite, también formarán parte de la fiesta que se verá para el próximo año.

Director Guy Ritchie on the set of WRATH OF MAN, A Metro Goldwyn Mayer Pictures film.
Photo credit: Scott Garfield
© 2021 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures Inc. All Rights Reserved

Mi 8.5 de calificación a Justicia Implacable por lo mejor visto en este filme, que ha sido el inmenso carisma de un Jason Statham que sigue en buena forma para este tipo de papeles y también por el estilazo de Guy Ritchie, con la cámara deslizándose elegantemente de un personaje a otro; esos zooms setenteros imposibles; esa primera secuencia filmada desde el interior del furgón blindado que luego veremos desde otros ángulos; y ese superlativo clímax final en la empresa de furgones blindados. Todo un festival con ecos al gran filme de culto Heat (1995) del director Michael Mann con la ciudad de Los Ángeles, California como telón de fondo, el código de honor de los ladrones donde no hay lugar para la bondad y donde el ojo por ojo marca el camino.

Porque después de hacer lo más difícil que era levantarse de la lona después de aquel detritus fílmico que era el remake en imagen real de Aladdin (2019), Guy Ritchie fue a lo seguro y tiró de la fórmula Snatch con la juguetona The Gentlemen: Los Señores de La Mafia (2020). Todo como preludio para este esplendido thriller duro y áspero donde no hay lugar para la frivolidad y el sano cachondeo. Por la marcada presencia de Statham que vuelve a empuñar las armas y a utilizar todas sus habilidades en Wrath of Man (el titulo original de esta cinta), con el thriller de acción que lo reúne dieciséis años después con el director Guy Ritchie, los que han pasado desde Snatch, Cerdos y Diamantes. con el reparto donde tambien le acompañan Josh Harnett, Jeffrey Donovan, Scott Eastwood, Laz Alonso y el rapero Post Malone. Statham que vuelve al redil Ritchie, pero lejos de su papel de actual rey del patadón y tentetieso, y sobre todo, desligado casi en su totalidad de la carga irónica del arquetipo al que nos ha acostumbrado ya que el popular actor y director están en su salsa con una historia plagada de suspense, violencia y venganzas. 

Una pareja de armas tomar, sinónimo de adrenalina con Statham como actor y Ritchie en la dirección en su nueva colaboración juntos que como no podía ser menos, Statham encarna a un tipo muy duro, tan duro como frío y misterioso. La única imagen oficial que tenemos hasta ahora y, aunque a primera vista parezca de lo más común, solo hay que fijarse en el detalle de los nudillos ensangrentados del protagonista para darnos cuenta de que es una historia movida. La película de Ritchie se construye a través de distintas líneas temporales y desde la perspectiva de varios personajes con la finalidad de ir tejiendo una trama repleta de suspenso.

Lic. Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights