Entendiendo el Día de San Valentín y el Día Blanco en Japón

En la mayoría de los lugares que celebran el Día de San Valentín, las mujeres pueden esperar chocolates, flores y una cena romántica de su pareja. Sin embargo, en Japón es todo lo contrario: las mujeres regalan chocolates a los hombres de sus vidas, desde sus novios hasta sus compañeros de trabajo, aunque no todos los chocolates son iguales.

Los hombres especiales en sus vidas reciben honmei choco, chocolates de “verdadero sentimiento”, mientras que Taro de contabilidad solo recibe giri choco, o “chocolates obligatorios”. Los chicos atrapados en la zona de amigos e incluso las amigas también pueden recibir tomo-choco o «chocolate amigo».

Este intercambio no es del todo unilateral. En marzo, se invierten los papeles y se espera que los hombres que recibieron chocolate el 14 de febrero, correspondan a sus sentimientos con sanbai kaeshi (literalmente, triple reciprocidad).

Chocolate de San Valentín

¿Alguna vez te preguntaste cómo comenzó el Día de San Valentín en Japón o por qué las cosas son tan diferentes en comparación con Occidente?

Aquí está todo lo que necesitas saber sobre el Día de San Valentín en Japón:

Comienzos y perdidas en la traducción.

Como la mayoría de las festividades importadas de Occidente, el Día de San Valentín en Japón comenzó como un intento de alentar el gasto excesivo. Morozoff Ltd., una empresa de confitería con sede en Kobe, utilizó por primera vez la festividad para atraer extranjeros en 1936, pero no comenzó a producir chocolates en forma de corazón hasta 1953. Posteriormente, tiendas como Isetan comenzaron a promocionar las ventas de San Valentín y la festividad ganó popularidad.

Si bien nadie está seguro, y estamos seguros de que las tendencias patriarcales de Japón jugaron un papel, se cree que el invertir los papeles de los hombres dando chocolates a las mujeres, se originó por un error de traducción. Gracias al Día de San Valentín, las empresas japonesas de golosinas obtienen la mitad de sus ventas anuales en esta época del año.

¿Qué es el Día Blanco?

En la década de 1970, la compañía de dulces con sede en Fukuoka, Ishimuramanseido, vio la fiebre de los dulces en el Día de San Valentín e intentó empujar malvaviscos a los hombres un mes después, el 14 de marzo, llamándolo «Día de los malvaviscos». Desafortunadamente, Ishimuramanseido no se dio cuenta de que los malvaviscos son horribles a menos que estén entre una barra de Hershey y una galleta Graham. Por lo tanto, la gente acabó por comprar chocolate blanco en su lugar.

Casi al mismo tiempo, la Asociación Nacional de la Industria de Confitería de Japón se dio cuenta de que estaban excluyendo las ganancias de la mitad de la población. Se desconoce si tomaron la idea de Ishimuramanseido o no, pero el comité de hombres de mediana edad hizo del Día Blanco el «día de respuesta» oficial para las mujeres.

Si bien no está escrito en piedra, muchas mujeres que compran regalos para sus esposos o novios en el Día de San Valentín esperan recibir un “retorno” tres veces mejor en el Día Blanco. Los chocolates blancos siguen siendo el alimento básico, pero los chocolates negros, las flores y la lencería blanca también son regalos populares. Algunas mujeres incluso podrían estar esperando joyas, productos de marca y cenas elegantes.

Solo para estar seguro, probablemente debería interpretar «tres veces mejor» como «realmente caro».

Día Blanco White Day

¿Tengo que dar chocolate a los compañeros de trabajo?

Eso depende de la cultura empresarial del lugar donde trabajes.

Con nombres como “chocolate obligatorio”, puedes imaginar que el Día de San Valentín no es divertido ni para mujeres ni para hombres. La palabra asociada con dar regalos del Día de San Valentín a las personas 義理 (giri) es interesante, ya que tiene un significado sutil de «toma y daca». Algunos diccionarios incluso lo traducen como una “deuda de gratitud”. Por lo tanto, mucha gente teme el Día de San Valentín.

Para demostrar que están dando de manera adecuada, muchas mujeres se sienten presionadas a preparar chocolates caseros. No son solo las mujeres las que sienten la presión. La idea de tener una «deuda de gratitud» también puede ser estresante para los destinatarios de los chocolates. Para ir a lo seguro, muchos siguen la regla sanbai-kaeshi en el Día Blanco.

Este consumismo excesivo también obtuvo el término エビでタイを釣る (ebi de tai wo tsuru) o “usar un camarón para pescar un pez grande”. Esta expresión a menudo se asocia con el Día Blanco y se refiere a las mujeres que dan un pequeño regalo con la esperanza de que su jefe se sienta obligado a darles algo más grande cuando llegue el Día Blanco.

De hecho, toda esta presión del Día de San Valentín ha provocado prohibiciones en varias empresas durante la festividad. Encuestas recientes muestran que casi el 40 por ciento de los empleados, mujeres y hombres, ven el giri choco como un acoso de poder. Sin embargo, otros disfrutan de la práctica porque hace felices a los compañeros de trabajo y “promueve una comunicación más fluida en el lugar de trabajo”.

Además, tu empresa podría apreciarlo si participas en la cultura compartiendo chocolates con tus compañeros de trabajo en el Día Blanco.

Todavía pueden ser románticos.

¿Quién dice que hay que comprometerse con la tradición?
Independientemente del drama de las compañías, las parejas aún disfrutan el Día de San Valentín.

Aunque una noche romántica es más un asunto de Nochebuena en Japón, aún puedes celebrar la festividad como lo harías en casa. Tu pareja japonesa podría incluso apreciar la ruptura con la tradición giri. Los restaurantes y las florerías también han estado promocionando el Día de San Valentín como una fiesta de pareja al estilo occidental en los últimos años.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: