La Columna Rota del Viejo Sordo. Rockdrigo González

Los principios de aquellos años 80s del siglo pasado iban con ritmo vertiginoso, y a manera típica de nuestro México Ra Ra Ra (película de Gustavo Alatriste) se vio una nación golpeada por la banca internacional, un prófugo Arturo Durazo Moreno íntimo amigo del ex presidente, nacos provincianos denigrados por algunos clase medieros también de origen provinciano, pactos y convenios ocultos con empresarios, incremento del IVA dando enriquecimiento a un grupo pequeño y cerrado, el despegue como también la triste culminación de Rockdrigo González con su movimiento rupestre.

Llegando al mundo un 25 de diciembre de 1950, originario de Tampico Tamaulipas a sus 25 años de edad decide migrar al valle de concreto, para observar el entorno cosmopolita, plasmando sus melodías y letras de manera natural, blusero por naturaleza y trovador por convicción, o moda establecida del adulto contemporáneo de los 70s, Rodrigo Eduardo González Guzmán “El sacerdote del rock” comienza a sembrar para ver brotar sus frutos a principios de los años 80s.

Nos dejo un repertorio de canciones hechas y derechas con soltura léxica de estilo ñero callejero, donde con facilidad reflejo su verdadero soul ofreciendo metáforas sencillas mezcladas de urbanidad y situaciones cotidianas a cualquier mortal, canciones con tintes oscuros como el rock del ete donde E.T. aquel extraterrestre de dedo grande y arrugado del rostro se convierte en un ser con malas intenciones, ya que: anda en busca de mujeres, quien sabe que quiere con ellas, no le importan que sean viejas, jóvenes, feas o bellas. O también si quieren escuchar algo con tintes existencialistas para algunos cuantos hipster je, je, la canción Canicas podría dejarles con una breve metida de susto por la anécdota ofrecida de la historia de un hombre con dinero, que tenía muchas canicas, pero el fetichismo y el deseo de tener cada día más le hizo probar, de agüita, balín y hasta de barro se embuto encontrando su triste final.

Rockdrigo González “El profeta del nopal”, para finales de 1983 junto con Rafael Catana, tenían que darle nombre a un ciclo de conciertos que se iban a realizar en el museo del chopo, el colectivo rupestre dio sus primeros pasos, posteriormente el buen Rockdrigo redacto El Manifiesto Rupestre, aclarando que no son bajados del cerro a escondidas en un camión lleno de frijoles y gallinas, explicando la actitud verdadera que se ofrece con una sola guitarra acompañada de una voz no académica pero si bien raspada por un sabroso ron, con técnica de arpegio para acompañar sus versos al puro estilo en boga de aquellos tiempos implantado por la nueva trova, nuestro compositor sin pasarse de letrado nos describe con palabras comunes vivencias urbanas, pero también en algunas de sus canciones se nota ese blues nato que se acomoda de inmediato a su timbre de voz.

Jose Agustin en el periódico uno mas uno menciono que con él había un rock más complejo e inteligente, je, je, bueno, cada quien adorna sus chayotes para que los niños coman verduras, no creen?

Rockdrigo González saca un cassette en 1984, Urbanistorias, con un efecto de eco en la voz de Rodrigo, su armónica y guitarra acústica nos da un compilado de buenas canciones, donde antihéroes urbanos, cansados y fastidiados van marchando día con día postrándose de manera anonadada como un perro en el periférico, los símbolos y metáforas del profeta del nopal siempre en algunos momentos te pondrá a reflexionar, arrancando una sonrisa de asalariado.

Tristemente al siguiente año, el 19 de septiembre de 1985 culmina la vida de nuestro sacerdote del rock, el sismo arranco de los brazos al niño consentido rupestre, dejando inconclusa la trayectoria que se venía con apoyo de algunos escritores jóvenes de los medios, como también alguna conversación de negociaciones con WEA, es lo que se dice.

Tras su muerte, al siguiente año de la selección de canciones ya grabadas anteriormente surge el disco “El Profeta del Nopal”, en 1989 sale el disco Aventuras en el DEFE.

 Así que dejémonos de temblores éste 19 de septiembre y mejor conmemoremos al buen Rockdrigo González, alimentando nuestra masa gris con versos de asfalto y consintiendo nuestros oídos con ésta canción que les dejo llamada Aventuras en el DEFE.

Se despide de ustedes su valedor Albertnativo. 😉 😛 

Marcos David Cruz Mandujano

Diseñador publicista músico, ocioso creativo por convicción y metodista en consumo por elección. Para los compas soy Albertnativo y cuando ando sobrio pueden decirme Patxo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: