Helloween dio un concierto legendario.

Texto: Guillermo Téllez.

Fotografías: Ignacio Piedra.

Simplemente legendario se le puede llamar al recital que la banda alemana Helloween otorgó en la Arena Ciudad de México dieron muestra de grandeza al llenar no solo de público si no de poderosas canciones, uno de los recintos mas grandes e imponentes de la capital; logrando conjuntar una alineación de músicos que abarca todas las etapas de su carrera y que sin duda logran un tatuarse en los pensamientos de sus fans.

Kai Hansen, Michael Kiske, Michael Weikath, Markus Grosskopf, Andi Deris, Sascha Gerstner y Daniel Löble músicos que han hecho historia no solo en Helloween, por lo que verlos en vivo en esta gira reunidos era una cita con un súper combo del power metal; esto que escribo se reafirmaba cada que Michael Kiske y Kai Hansen hacían pequeños duetos, en algo que quizá nunca pensamos ver.

Vale la pena repasar la alineación que tocó esta noche ya que estando en las guitarras Hansen, Weikath y Gerstner sabías que la potencia estaba presente,  una muy solida base rítmica a cargo de Grosskopf en el bajo y Löble en la batería, ellos poniendo el marco perfecto a la voces de  Kiske y Deris, aquí no hubo un supuesto playback, Kiske aunque es el que se escucha mas cansado de los vocalistas cumplió y cumplió como ños grandes.

En punto de las 20:30 de la noche da inicio la velada con el tema Halloween, en una versión extendida que avisaba lo que ibamos a ver y a escuchar toda la noche; potentes riffs, rangos vocales elevados, solos de guitarra extendidos y mucha improvisación en los arreglos que traen para esta gira.

Por cierto esta gira Pumpkins United World Tour; obviamente recibe su nombre porque reúne a los miembros de las diferentes etapas de la agrupación; donde lo mas representativo es la unión vocal de Kai Hansen y Michael Kiske; Bueno, también homenajearon al fallecido baterista Ingo Schwichtenberg con su aparición en su pantalla gigante, en un momento emotivo como tantos vividos en esta noche metalera.

Además de traer una gran producción con un escenario vistoso y la ya mencionada pantalla gigante, en medio de algunas canciones aparecían dos “calabacitas metaleras” en formato de caricaturas, realizando distintas locuras al estilo de la banda que representan, todo esto es un marco perfecto para verdaderos hits como Dr. Stein, Kids of the Century, Are You Metal?, y Waiting for the Thunder, como les decía este si fue un auténtico repaso por la trayectoria de la banda alemana.

El dueto entre Kiske y Kai Hansen definió lo que es Helloween, arte y poder combinado, las canciones siguen y la emoción de el público continúa efervecente: Starlightm, Judas, A Tale That Wasn’t Right, Why?, Power y How Many Tears todas coreadas por un público que nos reafirmó que el heavy metal no esta muerto.

Helloween regresa al escenario con Invitation y dio paso a una versión de  Keeper of the seven Keys que fue como vivir el soundtrack de una película épica de caballeros medievales creada en nuestra mente, pero hay mas en este encore, así que Helloween regresó con Future World; para después poner el punto final con I Want Out; en una velada que nos recordó la grandeza de estas calabazas unidas.

Guillermo Tellez Luna

Soy fotografo, locutor, periodista musical, mercadologo y junto con mi ayudante Kato y mi vehiculo blindado Black Beauty protegemos la ciudad en nuestros ratos libres.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SiteLock
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto:
Verificado por MonsterInsights