República Cinéfila | Jurassic World – El Reino Caído

Finalmente se estrenó en las salas de cine de todo México “Jurassic World: El Reino Caído”, que es la película más reciente de la serie cinematográfica “Jurassic Park” en su segunda etapa.
La sinopsis es la siguiente: cuando el volcán inactivo de la isla empieza a mostrar actividad, Owen Grady (Chris Pratt) y la ex directora de operaciones de Jurassic World, Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) quien es ahora una activista pro dinosaurios comienzan una campaña para rescatar a los animales de su extinción. Owen está decidido a encontrar a Blue, la líder de su manada de raptors que sigue desaparecida en la selva y Claire ha adoptado esta misión como propia ya que ahora respeta a estas criaturas. Llegando a una inestable isla donde la lava ha empezado a brotar, su expedición desenmascara una conspiración que podría llevar a nuestro planeta entero a un peligro no visto desde tiempos prehistóricos. Cuando los depredadores prehistóricos fotorrealistas del director de los 2 primeros filmes y productor ejecutivo de toda la saga Steven Spielberg llegaron a la pantalla grande en 1993, cambiaron el mundo del cine para siempre y eran en verdad muy aterradores, ahora aparece el cineasta español Juan Antonio Bayona, quien dirigió la estupenda cinta de suspenso psicológico “El Orfanato” (2007) y le inyecta su sensibilidad de horror gótico al ADN de la serie conjurando una nueva entrega que se sostiene en una lograda tensión muy ajustada.      
 
Jurassic World: El Reino Caído
 
Aunque Bayona le da muy buenos momentos precisamente afinados de suspenso perfecto que en la cinta original nunca habian sido igualados como el sonido de las garras del velocirraptor, las ondas en el agua de la huella de un T. Rex, etc; hasta ahora. Bayona no sólo realiza los sustos que esperas de él con una técnica muy cuidada, sino que va más allá de cualquier otra película de la saga.
 
Mientras que “The Lost World” (1997) y la “Jurassic Park: III” (2001) sufrieron para darle motivos a sus personajes para que regresaran convincentemente a un lugar lleno de dinosaurios, Bayona y Colin Trevorrow el director de “Jurassic World” (2015), quien produce y coescribió ésta nueva aventura inician con una premisa que es una bomba de tiempo, ya que el volcán dormido de Isla Nublar está por hacer erupción. Es una situación que pone a Claire, la ex directora de operaciones del parque y quien ahora trabaja en campañas por los derechos de los dinosaurios y a Owen en una misión para rescatar a las especies que quedan, incluyendo al velocirraptor Blue, de las ruinas llenas de lava del parque.
 
Y es que la isla como otro personaje más es donde las credenciales de Bayona en películas de desastre entran en juego invocando la intensidad continua del terrible tsunami en “Lo Imposible” (2012) en una ruidosa secuencia de estampida cuando escala la erupción volcánica valientemente a media película. Tal destrucción masiva es el nuevo sabor de la serie y Bayona sabiamente adereza todo esto con peligros a una escala humana con una secuencia submarina con Claire y Franklin (Smith), su colega nerd que parece gato asustadizo, atrapados en una girosfera que se hunde hace contener el aliento. En tierra firme Bayona mantiene un foco extremo en la escabrosa Lockwood Estate, la mansión del ex socio de negocios de John Hammond, orquestando sustos hermosamente encuadrados y con una gran precisión, usando a su nueva estrella escamosa el indorraptor.  Ademas con los villanos en el lugar como el mercenario coleccionista de trofeos Ken Wheatley (Ted Levine) y el subastador Gunnar Eversol (Toby Jones) viendo como la criatura desata el caos, todo se convierte en un grito. Y con respecto a nuestros héroes, Howard y Pratt desarrollan sus personajes más allá de los arquetipos que habitaron la última vez. Claire es más cercana y comprensiva y sí, ahora no anda en tacones con el chauvinismo de Owen que está mejor trabajado. Ambos tienen buena química, más evidente durante una muy entretenida secuencia de un T. Rex durmiendo que te hace reír, contener el aliento y sorprendente por los efectos con animatrónics. Pero también esta produccion tiene fallas como la identidad misteriosa de un personaje que es telegrafiada muy insistentemente, el casi cameo de Jeff Goldblum que está bien concebido, pero es extremadamente breve, y la buena música del compositor Michael Giacchino que no aprovecha del todo la fanfarria del maestro John Williams.
 
Pero a pesar de algunos ecos familiares con “The Lost World”, “Fallen Kingdom” también da pasos grandes, atrevidos e irreversibles, derivando conclusiones lógicas de la premisa original del escritor Michael Crichton y estableciendo un nuevo mundo para el capítulo final de esta emocionante trilogía. El director se desenvuelve tan a gusto con dicho material que uno acaba escudriñando los encuadres, preguntándose si alguna de las crías de reptil que aparecen en la cinta acabará paseándose por ahí con un saco en la cabeza. Como sabemos desde “Lo Imposible”, Bayona debe su reputación a lo bien que se le da asumir los modos de Hollywood. Resulta lógico, entonces, que aquí se muestre tan desenvuelto.
 
Y por ello, es una pena que el guion de Trevorrow y Derek Connolly (“Kong: La Isla Calavera”) no esté a a la altura de esa eficiencia, ya que “El Reino Caído” promete muchísimo a la hora de presentar conceptos con sus advertencias sobre la avaricia corporativa sorprenden menos al recordar que Michael Crichton ideó la película “Westworld” original y personajes, pero, a la hora de desarrollar la historia, cae en el mismo pecado que “Jurassic World”. Así como dicho filme rehacía a mayor escala las piezas del primer filme de Spielberg en 1993 para consumo de las generaciones jóvenes, esta segunda parte parece aspirar a lo propio con la continuación “El Mundo Perdido” (1997). Y más allá de algunas imágenes memorables como esos dinosaurios enjaulados y subastados entre señores con traje, el conjunto acaba resultando algo tan desaprovechado como las apariciones de Jeff Goldblum.  El resultado es una especie de “Jurassic Gothic” de Bayona que en mi opinión queda deslucido por un guion perezoso en su planteamiento que recrea muchas de los momentos ya vistos en las anteriores cintas de esta taquillera franquicia.
 
Jurassic World: El Reino Caído
 
Mi 8.5 de calificación a esta película que un competente realizador como el director español Bayona le da su muy particular estilo de terror y suspenso en el factor del miedo que llega a provocar. Esta es una secuela de la saga “Jurassic World” que juega con la adrenalina a pequeña y a gran escala, que hará que el publico de niños y jóvenes alucinen en las salas del cine este verano y quizá incluso que sus padres tengan hasta pesadillas con los temibles dinosaurios. Y, allá por 1993 con Steven Spielberg y Michael Crichton nos brindaron las aventuras en la esencia de filmes de “King Kong”, “Godzilla” y de “Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra” que habían estado ahí desde el principio y, por lo tanto, podían ser manipulados según conviniese a las previsiones de taquilla. En 2015, siguiendo dicho manual de instrucciones, Colin Trevorrow realizo con “Jurassic World” una película más efectiva como estudio autoconsciente del Hollywood actual, que como relato de aventuras.
 
Y ahora que el testigo ha pasado a manos de Bayona, la secuela resultante nos sirve para constatar que el cineasta catalán le tiene manía a las escalerillas de mano, que se ha estudiado la obra spielbergiana y de que sigue calculando la efectividad de sus películas en función de los centímetros cúbicos de lágrimas obtenidos por butaca. En su asimilación de este ADN por parte se traduce en un primer tercio selvático, volcánico y musgoso más cercano a la cinta original de “Parque Jurásico” o incluso a “Indiana Jones: En Busca del Arca Perdida” (1981), que a esa jungla tan plastificada y sobreiluminada de su predecesora. Pero para entender por qué eligieron al autor de la estupenda cinta “El Orfanato” para llevar a cabo este encargo hay que esperar al nudo de la historia, con su lóbrega mansión, su niña desvalida bien interpretada por Isabella Sermon junto a la actriz veterana Geraldine Chaplin junto a un buen elegido elenco y reparto.
 
Con esta mas que correcta segunda entrega se cierra una etapa y se abre otra infinita, quizá mas ambiciosa que tendremos que esperar a ver con los dinosaurios y los humanos en una total convivencia, al menos aqui se le da su estupendo toque de horror/terror.
 
Jurassic World: El Reino Caído
 
Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: