República Cinéfila | Feliz Día de tu Muerte 2

Sinceramente era difícil pensar en una segunda parte luego del buen cierre que había tenido “Feliz día de tu muerte” (2017) o a lo mejor podríamos decir que el recurso que utilizó parecía agotado como para que se le diera continuidad. Sin embargo, esta segunda entrega sorprende con creces ya que recurre a nuevos géneros y da una nueva razón que moviliza al relato. Pero principalmente muestra al personaje principal aún más carismática. En cuanto al humor, se afila, generando una parodia muy divertida. 
 
En el primer filme, Tree tuvo que morir once veces para romper con el ciclo que la condenaba a vivir una y otra vez el día de su muerte que coincidía con su cumpleaños. En esta nueva versión con la sinopsis oficial de la trama, al día siguiente de los eventos de la película anterior, Tree Gelbman (Jessica Rothe) descubre el origen del fenómeno que la mantuvo viviendo el mismo día y muriendo para tratar de hallar a su asesino. Esta vez tratará de nulificar la violencia replicando el fenómeno científico que afectó el tiempo mientras descubre un universo alterno con opciones no tan malas y decide quedarse o irse además de interrumpir la repetición de los días que la está desgastando físicamente, ella vuelve a ser la protagonista y tendrá que someterse nuevamente a la tediosa idea de vivir el mismo día varias veces.
 
Pero en un comienzo es Ryan el amigo de Carter quien empezará el ciclo. Es por él que descubrimos cómo mediante un experimento universitario se ocasionó este problema. Pero también es por Ryan que Tree vuelve a estar encerrada en esta osadía. La idea de esta máquina del tiempo que se han construido de forma casual, intentando otra cosa, lleva al filme a auto-vincularse con la clásica cinta “Volver al Futuro 2” (1989). Es así como la película vira del género terror-comedia a una comedia más relacionada a la ciencia ficción. Pero los géneros fílmicos no son lo importante aquí, porque también vuelve a trabajarse el drama y el romance, con el romper las estructuras de las etiquetas es uno de sus fuertes. Esta  es una digna continuación de una de las películas que lograron recoger de buena manera la esencia del terror de los ochenta muy entretenida que nos regala todo un universo en el que podemos pasarla muy bien por el sello de la casa Blumhouse, no se trata de ningún modo de una cinta de horror y como la primera es apenas una slasher cómica que usa los asesinatos de pretexto para contar historias más humanas y cercanas que nos hablan de cómo se forman los vínculos entre las personas y como lección principal, dejar ir para vivir libres que recuerda aventuras ochenteras y mantiene nuestro interés con giros de tuerca divertidos y gags de repeticiones muy bien llevados por la protagonista que no necesita ser perfecta y escultural para entregar la puntual comedia que requiere esta secuela para pararse por sí misma reinventándose de la mejor forma.

 
Feliz Día de tu Muerte 2
 
“Feliz día de tu Muerte 2” es oportuna en cuanto al humor. No pierde oportunidades para generar momentos muy graciosos. La comedia es la excusa ideal para darle un corte a la seriedad de las subtramas. A diferencia de “Scary Movie”, la parodia que propone “Feliz Día de tu Muerte 2” está más vinculada al valor que se le da a la muerte en las películas de terror y en la vida en general, que a los clichés y lugares comunes en este tipo de producciones cinematográficas. Es la idea de saber que va a volver a vivir luego de morir la que le proporciona a Tree una gran impunidad. Es así como la podemos ver respondiendo casi sin filtro en la mayoría de las situaciones. Le permite también jugar con las diferentes formas de morir, a lo cual fantasía se vuelve morbosa. E incluso le da la fuerza para imponerse a sus miedos, como el de tener verdaderos amigos, enamorarse o poder desarrollar mayores capacidades intelectuales. “Feliz Día de tu Muerte 2” es una continuación directa, que no implica la obligación de tener vista la primera, pero que se aprovecha mucho más si se lo hace. Sobre todo para disfrutar más de los cambios que propone el personaje de Tree.
 
Y es que todos los mitos del terror atraviesan una evolución similar: partiendo de lo instintivo y lo inexplicable, van sometiéndose al imperativo de la razón hasta desembocar en el humorismo, primero, y después en la bufonada autoparódica. A la hora de explicar por qué “Feliz día de tu muerte” resultaba tan divertida, esta tesis venía muy a mano. Y resulta todavía más práctica para explicar “Feliz Día de tu Muerte 2”, porque la solución del director Christopher Landon que aquí se estrena como guionista de la saga para seguir sacándole punta a esta comedia de terror sin que la cosa decaiga es eliminar de ella el terror casi por completo, reemplazándolo por la ciencia-ficción y por gags aún más formidables. Al igual que “Atrapado en El Tiempo” (1992) la película que mencionaba a regañadientes en su diálogo final), “Feliz Día de tu Muerte” funcionaba bien porque se negaba a dar explicaciones sobre el por qué el personaje de Jessica Rothe estaba condenada a revivir aquel cumpleaños sangriento. Aquí, sin embargo, la referencia algo mejor colocada es a “Regreso al Futuro”, y el motivo del bucle temporal aparece sin cortapisas. Se trata de una máquina de espartano diseño, seguramente financiada por el productor Jason Blum que llevaba aquel día en la billetera, y concebida en la ficción por tres cerebros: Sarah Yarkin, Suraj Sharma y ese Phi Vu que, además de repetir papel, ejerce como el principal protagonista en los primeros diez minutos.
 
Feliz Día de tu Muerte 2
 
Mi 8 de calificación a esta mas que buena cinta que renuncia al terror por las risas y gracias a eso, se mantiene muy fresca de esta manera, “Feliz Día de tu Muerte 2” deja de ser un chiste a costa del genero slasher para lanzarse casi de lleno a la fantasía, evocando tanto a las aventuras de Marty McFly en “Volver al Futuro” como a las comedias de desparrame universitario. Este cambio de registro tiene su precio en las referencias al capítulo anterior, que tampoco era precisamente un modelo de coherencia argumental, se agolpan durante el primer cuarto de hora hasta el punto de hacerlo casi indescifrable para quienes lleguen a verla por primera vez. Lo que sigue, eso sí, es todo un festín de humor ennegrecido cual el suelo de un piso de estudiantes, que no se priva de estirar sus premisas y de lanzar guiños a la cuarta pared. A estas virtudes, además, hay que sumarles el buen trabajo del reparto. Después de ver esta película, tenemos aún más ganas de un spin-off protagonizado por esa simpática actriz que es Rachel Matthews porque se come ella sola el filme en una escena de antología en la palabra clave: “francesa ciega” y que encuentra una pareja cómica ideal con el actor Steve Zissis, sus corbatas y sus labores de ganchillo. Una precisión, eso sí: antes hemos dicho que “Feliz Día de tu Muerte 2” descartaba el terror casi por completo. Y ese “casi” viene dado por una subtrama relacionada con el filme original, que podría haber desaparecido sin perjudicar a la historia pero que cumple dos funciones interesantes: primero, enfrentar a la heroína con un dilema moral; y después, introducir la noción de que todos somos fruto de nuestras circunstancias y que bastaría con un leve cambio en las mismas para convertir a un héroe en un villano. Algo que se agradece mucho en estos días de absolutos morales, y gracias a lo cual esta película hollywoodense va un poquito más allá de su intención de alegrarle una tarde ociosa a los chavos, que es su principal público meta; aunque esa intención, subrayémoslo, la cumple cabal y estupendamente.
 
Reseña: Feliz Día de tu Muerte 2
 
Lic.Ernesto Lerma, titular de la sección y columna periodística.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
CURRENTLY OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: