Litio: ¿El Grunge está Muerto? | Kurt Cobain

Con este título comencé a escribir la primera historia de mi película “El rock está muerto” , intentaba realizar un tributo al líder de una generación golpeada por el olvido, una generación sin identidad, eso dicen de las generaciones posteriores a los hippies, yo pertenezco a una de ellas y por eso escribo sobre el romanticismo caótico de la vida.

Al escribir la historia con al que comienza mi opera prima, no pensé directamente en mí, sino en los seres que me rodeaban y que vivían a través del canto desesperado de Cobain. Algo que justamente podía entender por mi fascinación a estrellas de rock muertas, sin embargo con Kurt fue diferente, viví su muerte con tan solo once años. Bien, no hablaba inglés en esos años mediados de los 90, pero su música, su sentimiento de furia y dolor al cantar me llegaba de una manera diferente que la de Morrison, una vibra violenta pero dolorosa recorría mi cuerpo al escuchar los acordes del Bleach o Nevermind y justo es lo que veía 11 años después en las personas que tomaban como estandarte la música de Cobain mientras pasaban por la adolescencia.

Las modas volvían, para mediados de la primer década del siglo XXI, el grunge estaba en algunos adolescentes de mi círculo social, el sentimiento de hastió y de introvertismo deambulaban en jóvenes perdidos y en busca de un mesías, ese mesías se había volado la cabeza hace 11 años, ahora son 25 y muchos le extrañamos.

En sus letras estaba anunciado su deceso y nadie lo vio, ni siquiera su mujer. Nada lo detuvo ni su pequeño frijol que había germinado un par de años antes.

Hace 25 años la depresión cobró otra víctima, se llevó la juventud y a la vida de un ente atormentado que buscaba el Nirvana desesperadamente y quiso escapar del Samsara.

Kurt Cobain

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: