Facebook no informara a los afectados por la última filtración

El pasado sábado 3 de abril se dio a conocer una posible filtración de datos de Facebook en la red. Los datos filtrados constan de nombres completos, fechas de nacimientos, números de teléfono, direcciones de correo y ubicaciones, entre otras cosas más.

De acuerdo con información de Business Insider, varios expertos de seguridad advirtieron de la posible filtración en Twitter y algunos grupos de Telegram, primero a la venta al mejor postor y después de manera gratis.

Si bien el hecho suena bastante grave, Facebook ha minimizado la filtración, alegando que muchos de los datos son falsos y algunos son duplicados de la filtración pasada, que aconteció entre agosto y septiembre 2019, por lo que dio a conocer que no informaría a los usuarios de la posible filtración de sus datos.

Si bien la declaración surge de un portavoz anónimo, la filtración de los datos de 533 millones de usuarios, 13 millones de ellos mexicanos, no es algo mínimo, por lo que varios expertos esperan una respuesta oficial de empresa de Mark Zuckerberg.

¿Pero quién sería el comprador de estos datos? Lo primero que nos salta a la cabeza es de estafadores para embaucar a personas con sus datos personales. Pero los verdaderos interesados en este tipo de datos son empresas dedicadas al análisis de datos y algunas dedicadas a la mercadotecnia, que se aprovechan de las características de la gente que usa Facebook para vender anuncios y productos directamente a una persona en particular.

Es necesario limitar esos datos que tenemos en Facebook, en especial si lo hemos usado para intercambiar bienes y dinero. He aquí algunas recomendaciones para que hagas más seguro de tu estadía en la red social.

Uno: limita el acceso a tus datos. Es divertido que todos los memes sean públicos, pero a veces no sabes quién está mirando tus datos, así que limita tu visibilidad a tu círculo de amigos.

Dos: Limita tu número de amigos. Es claro que no todos tus amigos de Facebook son personas cercanas o que interactúan contigo. Hacer una purga de tus contactos de vez en cuando limita la expansión de tus datos por la red social.

Tres: Quita tu fecha de cumpleaños. Es chido recibir felicitaciones de a montón de la gente en tus redes, pero es un hecho que 6 de cada 10 personas usan su fecha de cumpleaños como parte de sus contraseñas. Quitar tu fecha de cumpleaños real por una genérica harías más difícil que los hackers accedan a tus datos.

Cuatro: cambia tu número telefónico. Esto es prácticamente imposible, más si usas Facebook mayoritariamente en tu teléfono inteligente. Pero puede agregar un número telefónico viejo, que ya no uses o comprar un chip de prepago para solo tus redes sociales y no usarlo para nada más.

Cinco: no compartas tu ubicación. Compartir la ubicación, y más en un país como en México, es cuestión de seguridad, compartirla con un conocido mientras estas en camino a casa o a un evento te da cierta confianza. Pero compartir donde compras, cada cuando vas al cine y tus preferencias de compras son arriesgados y un gancho seguro para quienes se interesen por tus datos.

Seis: Cuidado con compartir tus viajes. A todos nos gusta compartir ese lugar que visitamos, o donde estamos tomando vacaciones, pero eso genera más datos de tus preferencias. La idea de no compartir todas tus actividades es generar una menor cantidad de datos y que tu perfil no sea un blanco para los acaparadores de datos y estafadores.

Siete: No pagar con las APPS de las redes. La tecnología se encamina a un uso menor de efectivo para pagos, además que Facebook y otras redes ya prueban formas de pagos para sus propios Marketplace o que puedas pagar servicios. Pero con todos escándalos de filtración de datos, parece una mala idea ligar tus cuentas a la red social. No lo hagas.

Ocho: Cambia tus contraseñas. Un ejercicio sano de seguridad es cambiar tus contraseñas una vez cada 4 o 6 meses. Pero mucha gente no lo hace nunca. Procura cambiar, mínimo, una vez al año tu contraseña. Y si te enteras de alguna filtración, falsa o verdadera, no dudes en cambiar tus contraseñas.

Si quieres verificar si fuiste víctima de la infiltración de tus datos puedes consultarlo en el sitio: have i been pwned? Solo colocas el correo electrónico o teléfono con que estás registrado en Facebook y te dará como resultados los sitios y situaciones de infiltración en las que puedo estar involucrado tu correo o número telefónico. El sitio es totalmente seguro.

Esperemos que con estos datos hagamos más segura tu navegación en Facebook, pero debemos estar conscientes que el principal producto de esta red social para sus patrocinadores son nuestros datos, por eso es lo primero que buscan los hackers al vulnerar la seguridad del sitio. Así que ten cuidado con que compartes.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: