Homenaje a Richard Donner: La Profecía.

 

Richard Donner nos ha dejado. El cineasta y productor deja un gran legado en sus películas de aventuras, fantasía y comedia, pero la producción que lo lanzo a la fama es una cinta de horror de culto, capaz de erizar los cabellos de los jóvenes fanáticos de la saga del Conjuro.

Hablamos de La Profecía, de 1976. En homenaje al gran Richard Donner, repasaremos sus obras destacadas, iniciando con esta película que todo fanático al horror debe ver.

Richard Donner ya tenía en su haber un buen currículo como director. Su camino por Hollywood inició en los estudios de televisión, allá por los años 50 del siglo pasado. Participo en prácticamente todos los hits de moda, desde la Isla de Gulligan, pasando por La Dimensión Desconocida, El Agente 86, El Fugitivo, entre otros. Los productores se dieron cuenta de la capacidad técnica y entusiasmo del joven director por lo que le encomendaron pronto la realización de películas.

Su primer trabajo fue X-15, un thriller sobre aviación y exploración espacial protagonizado por Charles Bronson y David McLean. El segundo filme de Donner es una comedia protagonizada por Sammy Davis Jr., llamada Salt and Pepper. Le siguió Lola, un drama sobre un escritor porno y su joven novia, protagonizada por Charles Bronson.

Estos trabajos hicieron que Donner se mereciera el visto bueno de la 20th Century Fox para dirigir un proyecto modesto de horror, pero que catapultaría al cineasta a la fama.

A mediados de la década de los setenta las películas con temáticas satánicas estaban teniendo un auge. Tras el éxito de Él Bebe de Rosmary y El Exorcista, la 20th Century Fox quería una historia que se aprovechara de este auge. Los productores Harvey Bernhard y Bob Munger tuvieron la idea de una historia sobre el anticristo; contactaron al escritor David Seltzer quien aceptó a realizar el guion. Mientras para la dirección Bernhard eligió a Richard Donner, con quien ya había trabajado en la televisión.

La Profecía se centra en Robert Thorn, diplomático estadounidense que vive en Roma. Su esposa acaba de dar a luz en un sanatorio religioso, pero el niño muere durante su nacimiento. Angustiado por cómo dar la noticia a su mujer, Thorn acepta una proposición de los párrocos que dirigen el sanatorio: coincidentemente al mismo tiempo que nació el hijo del diplomático, nace otro niño, cuya madre muere dejando al niño huérfano. Los párrocos convencen a Thorn que le diga a su esposa que este pequeño desamparado es en realidad su hijo recién nacido. Thorn ve una salida a su angustia y acepta, sin saber que detrás de ese pequeño se teje una conspiración maligna que involucra al anticristo. El diplomático va descubriendo la aterradora identidad del niño mientras que el horror y la desesperación van desmoronando su vida.

La película juega con la percepción del público, generando una tensión psicológica, como base del terror. La gente poco a poco sabe quién es el pequeño, Damián, y ve como los personajes al percibir algo extraño en el infante se alejan, provocando la atmósfera de tensión que estalla en escenas violentas.

La temática de la película ha sido un tema tabú desde que se inició la preproducción. Primero la negativa de los escritores para realizar el guion (David Seltzer acepto por esa extraña vibra) sumado la falta de actores que quisieran protagonizar una historia satánica; actores destacados como Charton Herston y Dick Van Dike rechazaron participar; inclusive Charles Bronson, con quien Donner tenia una muy buena amistad, rechazo el papel, siendo Gregory Peck el único que acepto el reto.  Además de cientos de problemas durante la filmación, muertes trágicas entre el personal de producción o alguien cercano a ellos, es por ello que se dice que es un filme maldito. El propio Richard Donner perdió a sus padres y un hermano durante su trabajo en La Profecía.

No obstante, el éxito que tuvo La Profecía catapultó a Richard Donner para su siguiente proyecto, una historia sobre un alienígena que viene a salvar al mundo.

La Profecía es uno de esas películas de culto que uno debe ver una vez en la vida. La atmosfera aprensiva que logra Richard Donner, así como su guía al dirigir a los actores, hace que sea una de las favoritas entre los fanáticos del cine de horror.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: