Superman: The Movie | Recordando a Richard Donner.

El lunes nos enteramos del lamentable fallecimiento de Richard Donner a la edad de 91 años y a manera de homenaje a su carrera fílmica, estamos realizando una semblanza de sus películas más icónicas.

Por supuesto tenemos que hablar de Superman, Richard Donner ya era alguien conocido en Hollywood cuando los Salkind se aproximaron a él para filmar esta cinta. (Alexander e Ilya Salkind).

Los Salkind compraron los derechos del personaje en 1974, junto a Pierre Spengler, el génesis de la película no fue sencillo, varios directores y escritores estuvieron asociados con el proyecto de alguna forma, como Buy Hamilton, Mario Puzo, David y Leslie Newman, Robert Benton.

Hasta que Richard Donner fue contratado para dirigirla.

Según cuenta la historia, los Salkind le ofrecieron un millón de dolares para que fuera el director de la película, pero lo que hizo a Richard Donner aceptar el trabajo fue cuando le enviaron el guion que tenían hasta ese momento, según sus propias palabras era tan malo que decidió en ese momento ser el director y salvar a Superman, por el cariño y admiración que Donner tenía hacia el personaje, decidió crear una película que le hiciera justicia y lo tratara con verosimilitud, 

La verosimilitud es la credibilidad o congruencia de un elemento determinado dentro de una obra de creación concreta. Un elemento es verosimil cuando se considera que es creíble dentro de un género dramático, cuando es congruente con la obra de creación en la que se incluye el elemento.

En pocas palabras, Richard Donner dotó a Superman de lo que más necesitaba, de creer y respetar al personaje en lugar de convertirlo en una sátira cómica.

Antes de Superman, Donner dirigió X-51 en 1961 protagonizada por Charles Bronson y Mary Tyler Moore, aunque no alcanzó reconocimiento sino hasta siete años después cuando dirigió Salt and Pepper de 1968, con Sammy Davis Jr. Y Peter Lawford.

La cinta que lo catapultó a la fama fue The Omen, de 1976, una película de horror sobrenatural creada a partir del éxito que tuvo El Exorcista, La profecía estuvo estelarizada por Gregory Peck, David Warner y Lee Remick, en su tiempo fue la quinta película más taquillera de 1976.

Los Salkind decidieron filmar tanto Superman como su secuela Superman II de manera simultánea, con la fotografía principal comenzando en marzo de 1977 y terminando en octubre de 1978.

Varias tensiones surgieron entre los productores y Donner, por lo que se tomó la decisión de dejar de filmar la secuela, de la que ya se tenía un 75% filmado y enfocarse en terminar la primera película.

Este conocimiento del metraje original de Donner posteriormente, varios años después llevaría a los fanáticos a pedir la restauración de Superman II en versión de Richard Donner, una campaña de fans en tiempos de un internet muy básico y que culminó en un lanzamiento oficial de la versión de Donner, este es tal vez el precedente más inmediato de lo que ocurrió con el corte de Snyder de Justice League.

Superman II: The Richard Donner Cut fue lanzado el 28 de noviembre de 2006, la misma fecha que el lanzamiento en DVD de la película Superman Returns. Esta versión de la película presenta la reinserción de las escenas de Marlon Brando como Jor- El y utiliza solamente un mínimo de metraje filmado por Richard Lester para completar la historia.

Richard Donner Superman
Superman (1978) on the set
Directed by Richard Donner
Shown from left: Christopher Reeve (as Clark Kent/Superman), Richard Donner

Pero volviendo a Superman…

En su momento se trató de la película más cara jamás filmada, con un presupuesto de $55 millones de dólares, la cinta se estrenó en 1978 con un fenomenal éxito de crítica y financiero, sus ganancias de taquilla mundial fueron de $300 millones de dólares convirtiéndola en la segunda película más taquillera de su año de estreno.

La película recibió muchos elogios por la actuación de Christopher Reeve y lo catapultó a la categoría de súper estrella de la noche a la mañana.

Ni que decir del icónico soundtrack de John Williams, quien apenas un año antes había cautivado con su banda sonora para Star Wars.

La película fue nominada para tres Oscares, recibiendo un premio especial de la academia por logros especiales en efectos visuales

Es casi una tarea en vano el tratar de expresar con palabras lo innovador que fue esta película o como sembró las bases de lo que ha sido hasta momentos actuales el gran boom del género de súper héroes en Hollywood, muchos atribuyen el gran éxito que tienen ahora las producciones de Marvel o DC a otras cintas, pero la original, la que aplanó el camino para que otros pudieran pavimentarlo, fue sin duda Superman: The Movie.

Tras Superman y Star Wars comenzó en los Estados Unidos el fenómeno del blockbuster, la gran película de alto presupuesto que es esperada con ansias cada año, sin menospreciar el trabajo de Tiburón (Jaws) de Steven Spielberg, estas cintas crearon para bien o para mal la expectativa moderna que tenemos de la industria de Hollywood.

El legado de Superman, tanto fílmico como en la cultura popular es innegable, en el año 2017 fue seleccionada para su conservación por el Registro Nacional de Películas en la Biblioteca del Congreso.

Para mí es una película brillante y perfecta, como niño de los ochentas yo pude ver Superman I y II solamente a través de cintas VHS en la pequeña pantalla de televisión que teníamos en la sala, mi primera experiencia en cine con este universo tal vez hará reír a muchos, pero fue la película de Super Girl en 1985 (Aunque en USA se estrenó en el 84) y la primera vez que pude ver una película de Superman en salas de cine fue con Superman IV: La búsqueda de la Paz de 1987.

Richard Donner Superman

Hoy en día ambas películas son el foco de risas y burla, pero para mí como un niño pequeño que apenas iba en primaria, ponerme mi capa roja de plástico y soñar con esos mundos que solo podía ver en las páginas de los cómics, se convirtió en toda una pasión, era lo único que llamaba mi atención infantil, el poder desaparecer en aquellos mundos fantásticos, imaginar cómo sería una vida con súper poderes, ¿Realmente sería yo una persona de bien o me convertiría en un villano?

Tal vez podrías decir que esas películas son vistas por mí con el espejismo de la nostalgia, aún hoy en día que vuelvo a ver las cintas siguen pareciéndome majestuosas, si bien las temáticas han envejecido, son un producto de sus tiempos, las actuaciones, trajes, efectos visuales, siguen funcionando para mí y siguen despertando en mí un sentimiento de añoranza muy grande.

Podrías decir que Superman: The Movie no es una historia perfecta, que comete muchos errores o puedes ser uno de esos “puristas fufurufos” de los cómics y decir que es ilógica o incongruente con Superman alterando la rotación de la tierra para viajar en el tiempo.

Vuelvo a decirlo, es un producto de su tiempo, es la primer gran película de superhéroes que demostró lo rentable que el mercado puede ser para el público, adaptado quizá de una manera condescendiente viendo al cómic sólo como un entretenimiento infantil y no como una genuina forma de expresión artística y cultural, sin embargo esta película plantó las semillas de lo que vendría más adelante, colocó a los cómics y a Superman en el centro de atención, nos dio la icónica imagen y actuación de Christoper Reeve, nos hizo creer que un hombre podía volar.

Y no creo que hubiéramos tenido tan buen producto de no ser por los esfuerzos de Richard Donner quien estaba empecinado en la calidad, tanto de las actuaciones como de los props y locaciones, él quería retratar un universo vivo, no como algo bobo o cómico, sino como un mundo que es un reflejo de nuestro propio mundo, dándole un toque realista, pero al mismo tiempo tratando con respeto la fuente.

Richard Donner Superman

Richard Donner dio una catedra de cómo adaptar un cómic a la pantalla grande, muchos fracasaron justamente por no seguir sus pasos, por no tomar el cómic en serio y respetarlo, por considerarlo solamente algo risible.

Desde el principio y hasta el final Richard Donner se acercó a la historia como otra más, sin minimizarla, el guion de Mario Puzo también funciona por retratar de manera respetuosa los orígenes de Superman y su relación con el padre que nunca conoció pero que estuvo siempre con él.

Richard Donner se convirtió en un mejor cineasta gracias a Superman y si bien terminó en rencillas con los productores y no pudimos ver su trabajo en la secuela hasta mucho después, su legado como director y contador de historias ha quedado para siempre plasmado en cinta, o en estos tiempos modernos, quizá en un archivo digital de alta definición 4K.

Un director limpio, honesto y sin mucho truco, más bien directo y concreto.

 

Erick Contreras Ayala

Diseñador Gráfico. Freelancer. Locutor en UTA Radio.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡EN VIVO! Click para ver.
TWITCH OFFLINE
LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: