Xiaomi: la marca que parece que nadie podrá detener.

Recordemos el mercado de telefonía móvil hace 11 años. El mercado lo dominaba la marca coreana Samsung, la estadounidense Apple y detrás otros reconocidos nombres de empresas con una longeva historia en la electrónica, como LG, Sony, Motorola, Nokia, entre otras. La cosa no parecía que cambiaría mucho, de no ser por el salto de una pequeña empresa emergente china dedicada a los productos de consumo, Xiaomi.

Fue en 2011 que sale a la luz el Mi 1, el primer flagship de Xiaomi. Un teléfono simple, algo austero pero que revelaba la política de esta empresa china, ofrecer la experiencia de los teléfonos de alta gama a precios asequibles.

Y parece que les ha funcionado, con la ventaja de tener acceso directo a los proveedores de componentes en China, la política de precios amables con el usuario funcionó y poco a poco fue ganando adeptos en todo el mundo.

Xiaomi empezó ofreciendo equipos con hardware tope, como los mejores teléfonos gama media de Samsung, pero logro economizar costos usando materiales de construcción o algunas piezas más económicas. Si podías tener un terminal con la potencia de un Samsung caro, con un 30 o 40 % menor costo quien se fijaría si el cuerpo del equipo era de plástico o no.

Poco a poco las ventas de Xiaomi fueron superando a las de su competencia, dejando en el camino a marcas como LG y Sony, que han abandonado o disminuido la fabricación de celulares, porque no supieron darles a los usuarios un equipo a poco costo y buen rendimiento. Samsung parece que se ha dado cuenta y en años recientes ha producido la Serie A, equipos baratos con un buen rendimiento, pero nadie contaba con un gran factor de cambio: la pandemia.

Si bien la mayoría de las fábricas de Xiaomi están en China, estas no cerraron por completo en las fechas de mayor restricción en el país asiático por el Covid-19, esto permitió que la marca continuara surtiendo al mercado con sus modelos nuevos, aunque a ritmo mas lento. Cosa que no paso con Samsung, que depende de su fabrica en Vietnam para surtir sus modelos de la serie A, misma que se mantuvo cerrada por largos periodos, debido a la cuarentena impuesta por el país.

Esto afecto el mercado de celulares, al grado que este año, de acuerdo con el sitio Counterpoint, Xiaomi se ha convertido en el mayor fabricante de teléfonos celulares del mundo. Ahora Xiaomi posee un 17 % del mercado global de teléfonos móviles, mientras que Samsung tiene un 15.7 % y Apple un 14.3 %

 

Habrá que ver que cuando se controle más la pandemia, esperemos que pronto, Samsung logra arrebatarle de nuevo el liderato a Xiaomi. Aunque recientemente se dio a conocer que las bajas ventas del Galaxy S21 provocaron reuniones en Samsung para replantear el rumbo de su división de telefonía celular.

Mientras Samsung replantea su oferta, Xiaomi ya cubre todos los espectros del mercado, enfocándose en la gama media (teléfonos de 3000 a 8000 pesos), esa que lo llevo a ser ahora el mayor fabricante del planeta.

 

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: