Robotto reseña: Cuphead “Don´t deal with the Devil” Xbox One

Cuphead Don´t deal with the Devil

Cuphead Don´t deal with the Devil

Cuphead Don’t deal with the Devil es un juego con bastantes retrasos que incluso hasta se llegó a dar por inexistente, y cuando se dio a conocer el proceso del juego que está realizado enteramente por animación tradicional y más que nada el viejo estilo de caricaturas de los años 50 Cuphead su lanzamiento apenas este 29 de septiembre del 2017 , toda esa espera fue para bien ya que este juego es precioso tanto en su proceso de animación de personajes como música y dificultad de este mismo.

Empezando el juego nos recibe con su soundtrack que da esos toques de caricatura antigua, sin mencionar la presentación de la trama de este juego en presentación de libro para niños (supuestamente), de que va Cuphead? Pues es la historia de como nuestros héroes Cuphead y Mugman en sus andanzas se topan con un casino donde el Diablo les juega una trampa, estos regresan a su villa por consejo donde se nos da un leve tutorial para aprender las habilidades de nuestro personaje como es el disparar, saltar, agacharse, descender entre plataformas, el “dash” que puede usarse en el suelo o aire y el “parry” que nos deja rebotar entre objetos y disparos rosados.

El tipo de juego es un Shoot ‘em up como Metal Slug y Sunset Raiders, pero a diferencia de estos los enemigos o ciertos hits no te otorgan Power Ups como en estas entregas ya llegaremos a ello, el mapa del juego consta de tres mundos y una fase final, podrías pensar que en realidad es un juego corto y como ha pasado en otras ocasiones el juego es capaz de darte sorpresas debido a su dificultad. Para acceder a otras zonas de un mundo incluso del mismo  debes superar escenarios y jefes para acceder a una zona o abrir un puente por donde no podías pasar.

Como se obtienen Power Ups? coleccionando monedas de oro que encuentras en los escenarios Run & Gun encontraras 3 de estas en dicho escenario, también puedes obtenerlas de los NPC que están en el mapa y te ofrecen un pequeño dialogo. Estas monedas las gastas en una tienda de ítems, donde puedes encontrar otros tipos de disparo o punto de salud.

Los escenarios, estos los amaras u odiaras de igual manera debido a la estética que maneja el juego y el soundtrack, asi como los enemigos dentro de este junto a su dificultad, están los escenarios Gun & Run que es atravesar el escenario para desbloquear un nuevo paso a otra área, las batallas con los jefes que te dan los contratos que necesitas para llevar a “El Diablo” y también te desbloquean un nuevo paso o manera de llegar a otro punto y los escenarios Wallop que es una prueba y al final de este se te otorga un Power Up, estos escenarios en especial las batallas con jefes te permiten elegir una dificultad que es “simple” o “regular” pero que no te engañe esto los jefes no siguen un patrón tan fácil de identificar como en otros juegos pueden actuar de manera impredecible, al terminar estos escenarios se te califica basado en cuantos puntos de salud mantuviste, monedas recogidas y cuantos usos de “parry” usaste, así como los súper golpes usados, dependiendo de esto tu clasificación se ve afectada.

Este juego te sacara de quicio en muchas ocasiones ya que como se mencionó antes los enemigos actúan de forma errática cuando pensabas ya tenías medidos sus movimientos y te obligan a usar todas las habilidades del personaje sin mencionar que la velocidad de sus ataques aumenta, pero sentirás una satisfacción total al superar ya sea una batalla o escenario.

Cuphead Don´t deal with the Devil demostró que la espera y los problemas por los que paso el estudio creador valieron mucho la pena, Studio MDHR entrego un juego con calidad gráfica, sonora y de gaming que merece ser de los mejores juegos indies de este año, más tarde les traeremos la reseña cooperativa de este juego que promete que la dificultad suba. Hasta pronto!

 

 

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: