El exorcismo de Dios, impacta taquillas

Más de 200 mil asistentes fueron al cine a disfrutar de la impactante y original cinta de Alejandro Hidalgo, según datos de la Canacine. En su primer semana, El exorcismo de Dios,  recaudó más de 12 millones de pesos a nivel nacional. 

La película, protagonizada por Will Beinbrink, María Gabriela de Faría e Irán Castillo, que reinventa las convenciones del género de terror para crear una atmósfera única y aterradora, sigue en cines en todo el país.

Sobre el Exorcismo de Dios

El padre Peter Williams, un exorcista estadounidense, es poseído por el demonio que intentaba expulsar de una joven y por el que se ve obligado, contra su voluntad, a cometer el más terrible sacrilegio. Dieciocho años después, tratando de mantener su culpa enterrada bajo los trabajos de caridad en favor de pobres y niños en un pequeño pueblo de México, Peter descubre que el demonio ha regresado.

Esta vez el Diablo ha poseído a una niña llamada Esperanza, y además, también desata una enfermedad mortal entre los niños del pueblo. Pero su  verdadero fin es otro: poseer el alma de Pedro.

Para exorcizar a Esperanza, Peter debe confesar su pecado, pero si lo hace, se condenará no solo a un destino de excomunión, sino a sacrificar su fe, su hogar, su alma y la posibilidad de salvar a las personas que más ama.

El equipo decidió filmar en la Ciudad de México. Allí, pudieron grabar durante aproximadamente siete semanas con un equipo de más de 80 personas todos los días. Si esta misma producción se hubiera realizado en Estados Unidos, sólo habrían podido tener dos semanas de producción con un equipo mínimo. El resultado de esta decisión estratégica es un largometraje de terror hecho con $1.3 millones de dólares, pero con un valor de producción de cintas hechas con presupuestos de $5 a $7 millones de dólares en EUA.

Tuvieron la oportunidad de rodar en el Desierto de Los Leones, un monasterio ubicado en las afueras de la Ciudad de México que data del año 1606. Filmaron allí principalmente durante la noche. Alejandro realizó todas las tomas necesarias para obtener las escenas y las interpretaciones perfectas para la cinta. Se conectó emocionalmente con el talento para obtener las reacciones y emociones más genuinas. Además de ser una película emocionante y aterradora, quería hacer de EL EXORCISMO DE DIOS una historia que se conectara en todo sentido con la audiencia a través de una historia impactante, pero cargada de significado y valor.

La producción tuvo que ser inteligente con los recursos que se tenían. Por ello, un hogar geriátrico abandonado en el centro de la ciudad se utilizó al máximo y se renombró como «Estudios Popotla». En este lugar pudieron crear una amplia variedad de escenarios: principalmente la prisión, pero también la casa de Magali, el hospital, el orfanato y otros escenarios dentro del pequeño espacio disponible. El equipo de diseño de producción y escenografía hizo un trabajo fantástico transformando estas locaciones en lo que aparece en la cinta, trabajo que pareciera fue realizado como un traje a la medida de la visión del director.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LATEST NEWS
A %d blogueros les gusta esto: